miércoles, octubre 27Bienvenidos a Tecnogus

G Lounge apuesta por el mercado colombiano con un concepto único: Golf indoor y gastronomía

Imagen: G Lounge – 2021

Jugar golf se ha convertido en uno de los pasatiempos favoritos de muchos colombianos y desde hace un par de meses este deporte se puede practicar sin importar el clima o la hora y desde un piso 11 en el norte de Bogotá. Se trata de G Lounge, el indoor golf más grande de América Latina ubicado en la calle 140 con 11. La experiencia del establecimiento no se queda solo en la práctica de este deporte, pues el lugar cuenta además con una propuesta gastronómica de primer nivel.

En el proceso de montar G Lounge, los creadores del lugar decidieron acompañarlo con un restaurante de alta cocina. Para ello, contactaron a Álvaro Clavijo, chef de El Chato (el mejor restaurante de Colombia según la revista 50’s Best), y a Gonzalo Marín (bartender galardonado internacionalmente) para empezar a trabajar en el concepto del restaurante.

Además, el proyecto cuenta con la experticia de Jeferson García, chef ejecutivo, quien ha vuelto a Colombia tras haber estado 10 años incursionado en las mejores cocinas del mundo. García y Clavijo juntaron sus experiencias internacionales para crear y gestionar la propuesta de Oda.

“En Oda buscamos generar una experiencia de gastronomía y coctelería contemporánea.  Es decir, una constante búsqueda por técnicas y sabores diferentes que lleven a la creación de platos que rompan con los paradigmas gastronómicos del país”, explicó Jaime Giraldo, CEO y cofundador de la empresa.

Dentro de la carta de Oda se encuentran platos como el Risotto de Aguacate, que probablemente no se ofrece en ningún otro lugar de la ciudad. Es un plato elaborado con palta, queso parmesano, limón confitado y cubios frescos, una preparación no convencional del Risotto.

También están las Orellanas, elaboradas con puré de hongos horneado, salsa de cebolla y suero costeño (este último, un sabor muy colombiano). Por otro lado están las Costillas de Cerdo con guarnición oriental, una creación basada en la experiencia que tuvo el chef en el mejor restaurante de Tailandia.

Otro de los platos que ha tenido un gran éxito en estos dos meses que lleva funcionando Oda es el palmito y aguacate, elaborado con el cogollo fresco de la palma cocotera, açaí y chontaduro, productos que trabajamos con cultivadores artesanales del Putumayo. Además, se le agrega polvo de remolacha, al cual se le da un segundo uso de los recortes de la misma que se deshidratan y se procesan.

Vale destacar que los platos pueden tener un costo entre $30.000 y $60.000 COP, dependiendo de la elección.

Para mantener una oferta variada y diferente, el chef permite que cada viernes los cocineros inventen nuevas propuestas gastrónomicas. Se hacen diferentes pruebas de los platos y si gusta a los socios, queda en la carta. Adicionalmente, García está creando platos nuevos que son pensados bajo técnicas internacionales pero con producto local y con sabores que gusten al paladar colombiano.

“La filosofía del restaurante es crear platos de manera consciente, sostenible y diferente. Consciente en entender las tradiciones gastronómicas de Colombia; sostenible en la vida útil y respeto que le damos a los productos y proveedores artesanales; y diferente en siempre ser auténticos con lo que creamos”, aseguró María Paula Giraldo, CFO y cofundadora de G Lounge.

Ahora, como empieza octubre, Oda tiene preparada una nueva oferta para que los comensales disfruten de nuevos sabores, no solo en comida, sino también en coctelería, pues han creado una experiencia de destilados inspirada en el día de los muertos.

Las mezclas de destilados, licores e ingredientes están dirigidas hacia la degustación de cócteles con intención, pues la carta de Oda está dotada de creaciones originales enfocadas hacia diferentes gustos, desde los clásicos hasta los más arriesgados; además de contar con una amplia variedad de licores como whisky, agaves, ginebras, rones, vinos, digestivos y aperitivos.

Jorge Ortiz, CMO de la compañía, explicó que las personas “podrán venir y probar nuestras diferentes Odas (catas de diferentes licores) y nuevos cócteles. Así mismo, en cocina estamos haciendo pruebas con productos que gustan mucho en Colombia utilizados en preparaciones no convencionales. No les cuento más para que puedan venir a probarlo”.

Dos de los cocteles recomendados en este mes son el Pai Pai, que está compuesto de mezcal, Chartreuse, extracto de piña, limón y aceite de sésamo; y el Levitante, hecho de ginebra en té negro del Valle del Cauca con flores de vergamota, limón y albúmina.

Cabe mencionar que G Lounge y Oda están abiertos de lunes a sábado, desde el mediodía hasta medianoche, y están ubicados sobre la calle 140 #11- 45, en el piso M de la Torre HHC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *