miércoles, octubre 20Bienvenidos a Tecnogus

Un año después: ¿cómo impacta el trabajo remoto en la seguridad?

Imagen: Citrix – 2021

Las dinámicas laborales han ido cambiando desde que iniciaron los confinamientos, y así mismo las empresas han adaptado nuevos protocolos para garantizar productividad y calidad laboral para sus empleados.

La conectividad se volvió un requisito para poder dar continuidad a las funciones laborales. Migrar toda la información a espacios digitales para acceder a esta y capacitar a los empleados en el uso de las nuevas tecnologías para sus tareas diarias, fueron procesos de adaptación totalmente necesarios.

Ante estos cambios, nuevos retos surgieron y, entre estos, sobresale la vulnerabilidad a ataques cibernéticos. Con las plataformas digitales como centro de operaciones para todo el mundo, los delitos en línea comenzaron a ser más frecuentes.

Para analizar este fenómeno y la percepción de los expertos dentro de las empresas, Citrix se asoció con Onepoll para investigar cómo se encuentra Colombia en términos de ciberseguridad. Los resultados muestran que el 73% de los encuestados afirma que las amenazas de seguridad han aumentado desde que las compañías cambiaron a la modalidad de trabajo remoto.

¿Las empresas han mejorado sus sistemas de seguridad?

Tras un año de aprendizaje y adaptación, las empresas han podido ajustar, mejorar, modificar o implementar nuevas maneras de llevar a cabo las tareas diarias. Esto también disparó el trabajo de los equipos de informática para asegurarse que todos en las compañías estuvieran en línea.

El estudio revela que un 91% de encuestados perciben que el trabajo en casa cambió la manera en que las organizaciones enfocan la seguridad de datos.

“El trabajo remoto resaltó la labor que realizan los equipos de TI dentro de las organizaciones, y también mostró la necesidad de invertir en seguridad y capacitaciones constantemente para mantenerse actualizado en esta era digital” afirma Juan Pablo Villegas, Gerente General para Citrix Colombia.  “Es fundamental que las compañías adapten su estrategia de seguridad a la nueva realidad laboral porque que la fuerza laboral esté distribuida y accediendo a la información desde dispositivos personales y redes no corporativas requiere necesariamente de otros enfoques diferentes” agrega el ejecutivo.

La investigación también encontró que el 90% considera que los equipos de TI necesitan entrenamientos para mantenerse actualizados y un 88% manifiesta que la automatización contribuirá significativamente a cerrar la brecha de habilidades de seguridad dentro de las organizaciones.

“Es evidente que exista este aumento y prioridad en lo que respecta a la seguridad informática cuando hemos visto casos a nivel nacional de ataques, y el 53% de nuestros encuestados admitieron tener problemas de seguridad desde el inicio de la pandemia” resalta Juan Pablo Villegas. “Desde Citrix creemos que avanzar en crear espacios de trabajo seguros basados en Zero Trust y Secure Access Service Edge es clave en este contexto”.

Las amenazas continúan

A pesar de las medidas que se han tomado para minimizar las amenazas, aún hay preocupaciones latentes acerca del uso de algunas herramientas como lo son las nubes de información.

Almacenar información en la nube permite el acceso a los datos sin que cada usuario deba descargar todos los contenidos a sus ordenadores, esta puede ser privada,  pública o híbrida, pero para los encargados de TI existe temor sobre el uso de este servicio pues creen que puede ser más propensa a ataques cibernéticos según el estudio.

El 60% de los encuestados tiene inquietudes relacionadas a la seguridad de las nubes públicas. Dentro de las posibles amenazas se encuentran: la fuga o pérdida de datos, el abuso de los servicios de la nube y ‘malware’ o software malicioso.

“Actualmente las preocupaciones no vienen exclusivamente de los expertos que lidian con estas situaciones, ahora las exigencias las ponen los clientes, los accionistas e incluso los empleados que se vuelven más conscientes de los peligros de la red. Pero en sí las nubes, en especial en su modo híbrido, son plataformas seguras con ventajas de escalabilidad y flexibilidad que fueron clave durante la pandemia”, explica Juan Pablo Villegas

Modificar los hábitos de los empleados es fundamental

Debido a que los empleados utilizan nuevas herramientas para mantenerse conectados, es necesario capacitarlos acerca de las diferentes modalidades de ataques de los cuales podrían ser víctimas.

El estudio revela que el comportamiento en línea de los empleados y las medidas que se han tomado han contribuido a mejores prácticas de seguridad y alerta en las organizaciones. El 80% asegura que los empleados están en condiciones de reconocer un ataque de “phishing” y saben cuáles acciones tomar en dado caso.

Esta cifra es un buen indicador sobre el conocimiento de los peligros en línea. Si bien el 66% dice que las decisiones y prácticas de los empleados han permitido algún ataque, el 98% cree que las soluciones actuales de seguridad han tenido un impacto positivo en los empleados.

“El foco de seguridad cambió de estar puesto en los centros de datos a tener que enfocarse a los puntos de acceso a la información. Hoy se accede desde redes no seguras y  dispositivos personales; por eso es vital que los departamentos de TI no pierdan el control de la información. Deben estar en capacidad de ver qué sucede en tiempo real, de monitorear el comportamiento de los usuarios, deben contar con distintos niveles de autenticación y poder garantizar que el perímetro de seguridad esté íntegro constantemente” concluye Juan Pablo Villegas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *