jueves, septiembre 29Bienvenidos a Tecnogus

Détox financiero:3 claves para organizar sus finanzas personales

Según el Estudio de Ánimo Inversionista que desarrolló el año pasado, tyba, la plataforma digital de inversión del holding Credicorp, mediante una encuesta aplicada a 6000 personas en Colombia, Perú y Chile, los colombianos ocuparon el puntaje más alto en las variables relacionadas con la confianza, actitud hacia la inversión, tenencia de diferentes formas de ahorro y de inversión, además de fuentes de información.

De hecho, según los resultados del Estudio publicado en noviembre de 2021, el 47% de los colombianos que ahorran lo hacen a través de bancos y entidades financieras con productos convencionales y el 33% lo hace mediante cuentas virtuales/digitales. No obstante, el 13% de los encuestados manifestó no ahorrar ni separar dinero, siendo más notorio en la población entre los 45 a 60 años (22%) y de 35 a 44 años (14%).

Por eso, se vuelve necesario que los colombianos laboralmente activos construyan una cultura del ahorro, que les permita a largo plazo, invertir y diversificar para poder llegar a generar rentabilidad.

“En esta época, a tan solo 4 meses de finalizar el año, las personas deberían hacer un balance de sus ingresos, gastos y presupuesto de lo corrido del año, para tomar decisiones sobre sus finanzas personales. Este momento es ideal para hacer una desintoxicación de los malos hábitos adquiridos durante el año”. Indica Valdemaro Mendoza, CEO y cofundador de tyba.

Teniendo en cuenta lo señalado por el experto, tyba, dio a conocer tres recomendaciones para sacar adelante una buena receta, con el fin de lograr unas finanzas personales saludables y llegar a fin de año con los propósitos cumplidos, en la medida de lo posible.

  1. Tener un plan financiero que se ajuste a nuestra realidad: Para empezar es importante entender bien cuáles son los ingresos y egresos que se tienen, ya que será la base para llevar adelante una planificación financiera mensual, semestral o anual. Ya que nos encontramos en septiembre, se recomienda evaluar la ejecución de presupuesto de los meses anteriores.

Para ello, es recomendable que se llevé un registro de ingresos y egresos, incluso, en un archivo de excel se puede crear un presupuesto conformado por tres tipos de columnas: lo que se gana, los gastos y cuáles son las deudas que se tiene. De esta manera se identifica el alcance que puede tener el dinero que se gana y se evita gastar más de lo que se tiene.

Si se detecta que es más el dinero que se gasta, es hora de ajustar el presupuesto, lo que significa, reducir o eliminar cualquier gasto que no sea esencial. En ese sentido, la mejor recomendación es evitar gastos innecesarios como la cuota de manejo de una tarjeta de crédito, la derivación del pago de un producto en varias cuotas e incluso, el pago de ciertos seguros innecesarios o plataformas de streaming que ya no se usan.

Sin duda, no hay mejor objetivo a mediano y largo plazo que tener un capital destinado para invertir ya que podrá generar rentabilidad para el futuro.

2. Comience a organizar sus deudas y eliminar malos hábitos financieros: La idea de ordenar las deudas es identificar cuáles son las más caras y proponerse una meta para pagarlas y así, reducir ese gasto que consume el capital mensualmente.

De esta manera, ese dinero podrá ser usado para pagar el resto de las deudas, y así, poco a poco (más rápido que antes) se irán deshaciendo de esas deudas que aprietan el presupuesto de las personas cada mes.

Además, se eliminan los malos hábitos financieros como los gastos fantasmas, que son aquellos gastos “diminutos” que ni siquiera se dan cuenta que tienen y que pueden quitar una buena parte de los ingresos e incluso, limitar las posibilidades de invertir.

“Hagamos un ejercicio: suponiendo que esos gastos fantasma suman un total de $100.000 pesos mensuales, si lo invirtiera en un fondo de inversión colectiva (FIC) con una rentabilidad esperada de 6% anual; a los 12 meses tendría un capital de $1.200.000, pero sumando los rendimientos generados ($72.000 pesos) tendría $1.272.000. Puede que no parezca mucho, pero si se realiza durante 10 años seguidos, tendría muchísimo más y prácticamente sin darse cuenta”, explica Mendoza.

3. Invertir tiempo en educación financiera: Aprender sobre el mundo financiero le dará la vitamina extra a cualquier proceso de détox. Por esa razón, es importante dedicarle tiempo a aprender sobre finanzas personales e inversiones; no se trata de ser un experto, sino entender las claves de la planeación, organización y distribución adecuada de los gastos e ingresos.

El CEO de tyba, asegura que, si bien es importante entender el valor del ahorro, es más necesario llegar a generar un ahorro inteligente, es decir, aquel que se lleva adelante con un objetivo claro y se impulsa con inversión. Por lo cual, un détox financiero a tiempo, podrá ayudar a darle un giro a sus finanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.