jueves, enero 20Bienvenidos a Tecnogus

5 formas en que la tecnología puede ayudar a mejorar la protección de la industria del juego en LATAM

Imagen: Playtech – 2021

Compartimos en Tecnogus el artículo escrito por Sanjoy Sarkar, científico de datos de BetBuddy, una empresa de Playtech. Esta es la transcripción completa:

Con la industria del juego en América Latina, y en particular en países como Brasil, que en gran medida no se encuentran reguladas, los jugadores y sus datos están siendo vulnerables a todo, desde el robo y el fraude hasta la congelación de sus cuentas y la simple desaparición de la casa de apuestas elegida, además de sufrir de un red capaz de proporcionar protección. La regulación es lo mejor para todos, sobre todo porque también refuerza los mecanismos para proteger a los clientes que se convierten en jugadores problemáticos; quizá no sea sorprendente que se haya detectado un aumento de la ludopatía en toda América Latina desde el inicio de la pandemia de Covid-19 el año pasado.

Sin embargo, si miramos a los mercados regulados del Reino Unido, Europa y Norteamérica, hay tecnologías que la industria del juego puede utilizar para mejorar la situación y la de sus clientes. Como científico de datos de Playtech, una de las principales empresas de desarrollo de software de juegos de azar del mundo, tengo experiencia operando en 30 mercados regulados mundiales. A continuación, expongo cinco formas en las que la tecnología puede ayudar a proteger a los jugadores, tanto física como mentalmente, y en cuanto a sus datos, así como el impacto del tiempo y las finanzas .

1. Pruebas y análisis regulares para garantizar la seguridad

Las apuestas en línea existen desde 1994, mucho antes que Google o Facebook, por ejemplo. Sin embargo, sólo en 2007 se sometió a la regulación local, e incluso entonces, inicialmente en muy pocos países. Desde entonces, cada vez más mercados han decidido regular los juegos de azar en línea con el fin de establecer medidas para proteger a los consumidores y sus datos. La privacidad y la seguridad se han convertido en una gran preocupación para todas las industrias en los últimos 10-15 años y casi todos los países tienen ahora leyes estrictas para garantizar que los datos de los consumidores no sean explotados o violados. En un entorno regulado, todas las empresas con licencia deben respetar las leyes de protección de datos, así como los requisitos específicos del juego. Para garantizar el cumplimiento de estas normas, todas las empresas con licencia deben pasar por un riguroso proceso de auditoría, realizado por laboratorios de pruebas reconocidos internacionalmente. El proceso analiza a fondo el código fuente de todos y cada uno de los programas de juego, así como las prácticas organizativas de la empresa. Esto se conoce como el «proceso de certificación» y se lleva a cabo periódicamente, en la mayoría de los casos anualmente. Sólo las empresas que obtienen la certificación pueden ofrecer legalmente sus servicios a los clientes.

2. Vigilancia continua de los jugadores para reducir el fraude y el robo

Las pruebas de seguridad de los productos y los entornos de producción, así como los escaneos regulares de vulnerabilidad, son llevados a cabo por operadores y proveedores serios e independientes. Todas las entidades de juego acreditadas tendrán también sólidas políticas internas, incluida la formación de los empleados en materia de seguridad. Pero también hay que vigilar a los clientes por la seguridad de los demás. La identificación electrónica ayuda a garantizar que la persona que se conecta es quien dice ser, mientras que existen otras posibilidades, como la autenticación multifactor, la toma de huellas dactilares del dispositivo y una política de contraseñas configurable. Las soluciones tecnológicas pueden detectar comportamientos abusivos y fraudulentos mediante el uso de análisis de datos avanzados, por lo que también es habitual la supervisión continua de las actividades de inicio de sesión y el cambio de dispositivos. Sin embargo, aunque debe haber requisitos estrictos para proteger contra el fraude y los ciberataques, no siempre es necesario añadir capas de complejidad cuando existen las soluciones mencionadas.

3. Investigación para orientar la política

Aunque algunos actores clave del sector han anunciado compromisos en materia de juego responsable, sigue faltando una colaboración continua. La norma debería ser el establecimiento de normas más estrictas, lo que también debería implicar una mayor financiación e inversión para la investigación y los ensayos, que pueden ayudar a orientar los debates de actualidad y proporcionar conocimientos cruciales, especialmente cuando el sector del juego es capaz de recopilar datos relevantes en entornos reales. Del mismo modo, deberían llevar a cabo iniciativas centradas en el juego responsable utilizando enfoques algorítmicos de última generación y elevando los estándares, incluso con una variedad de partes interesadas como las personas con experiencia vivida, el sector financiero, los desarrolladores de software, las organizaciones de asesoramiento sobre la deuda, el mundo académico y los centros de rehabilitación. Compartir ampliamente los resultados creíbles también ayuda a garantizar que las regulaciones se desarrollen sobre la base de la evidencia, haciendo que estas sean más eficientes y ayudando a cumplir los objetivos del marco regulatorio del juego. La transparencia, como siempre, es crucial y este enfoque reconoce los factores de riesgo del sector al tiempo que busca minimizar los daños de forma proactiva. El beneficio nunca debe ser el todo y el fin.

4. Análisis de datos para identificar prontamente a los jugadores problemáticos

Las inversiones tempranas destinadas a prevenir el desarrollo de la ludopatía, especialmente en los mercados de reciente regulación, tendrán un costo, ya que impiden que algunos jugadores gasten más de la cuenta o incluso los detienen por completo. En última instancia, los operadores no deberían tener como clientes a jugadores problemáticos y, mediante el uso de análisis de datos, se puede identificar previamente a los jugadores de riesgo y llegar a ellos con personal especializado y capacitado. Si bien esto se complementaría con las herramientas automatizadas que permiten el compromiso de los clientes, las investigaciones han demostrado que las comunicaciones personalizadas con los clientes en tiempo real son mucho más eficaces que las campañas genéricas de correo electrónico. Los operadores locales nunca deben considerar el juego responsable y la protección de los jugadores como una simple cuestión de cumplimiento. Tampoco deben considerar el cumplimiento de las normas como un riesgo de que el regulador tome medidas para hacerlas cumplir. El juego responsable debe formar parte de los debates internos, junto con el cumplimiento y la innovación. Y como las nuevas normativas siempre deben dejar tiempo suficiente para ajustarse a los requisitos, tanto el regulador como el sector pueden familiarizarse con cualquier nueva norma.

5. Servicios de bloqueo de dispositivos para permitir la autoexclusión

Hay una serie de servicios de bloqueo de dispositivos disponibles, como Gamban y Gamstop, que permiten a las personas evitar que su teléfono móvil, ordenador y/o tableta se utilicen para acceder a sitios de juego en línea. Estas herramientas de autoexclusión gratuitas y multiplataforma bloquean el acceso del usuario a los operadores en línea regulados y legalmente accesibles durante periodos que van de seis meses a cinco años. Según una investigación realizada para GambleAware, Gamban ha demostrado una eficacia del 99% a la hora de bloquear el acceso a sitios web y aplicaciones de juego. Esta tecnología hace claramente más seguro el sector del juego y, por tanto, debería formar parte del marco regulador de cualquier país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *