lunes, septiembre 20Bienvenidos a Tecnogus

Remodelación virtual, la nueva alternativa de compra de vivienda usada en Colombia

Imagen: Vivvidero – 2021

A finales del año pasado los resultados del Estudio de Oferta y Demanda de Vivienda y No Habitacionales, realizado por Camacol, mostró que más del 40,7% de las familias que compraron vivienda en Bogotá invirtió en acabados y remodelaciones de sus hogares  

El panorama de compra de vivienda en Colombia ha mantenido muy buenos resultados en la reactivación económica. Sin embargo, las familias han tenido un mayor inclinación en la compra de inmuebles nuevos por encima de los usados, cuyo valor en el mercado ha venido disminuyendo. Ahora, un “nuevo jugador” aparece en el medio y promete convertirse en la nueva tendencia de compra y venta de inmuebles:  la remodelación virtual. 

Esto permite a las personas a través de un software de arquitectura el poder ver cómo quedaría un proyecto terminado a través de imágenes de realidad virtual. Es así, como previamente se podría ver cualquier departamento usado con  acabados terminados, pisos renovados, ambientes cálidos y muebles que se ajusten a los diferentes estilos de cada persona.

Entonces, ¿cuáles han sido las razones para no comprar inmuebles usados? Santiago Zúñiga, quien es arquitecto y CEO de Vivvidero, startup colombiana que vende viviendas remodeladas a través de una innovadora propuesta de diseño, respondió que aunque este tipo de hogares tienen un prometedor panorama, no ha sabido aprovecharse debido a los mitos que guardan sobre su estado o costo de remodelación.    

“Una de las objeciones más frecuentes para comprar vivienda usada es el estado de deterioro y la falta de actualización de los espacios a las necesidades de hoy. Además, no todas las personas están dispuestas a remodelar los espacios porque encuentran mucho riesgo para llevarlo a cabo, haciendo que los tiempos de compraventa de una vivienda usada sean cada vez más largos”, resaltó Zúñiga.

A finales del año pasado los resultados del Estudio de Oferta y Demanda de Vivienda y No Habitacionales, realizado por Camacol, mostró que más del 40,7% de las familias que compraron vivienda en Bogotá invirtió en acabados y remodelaciones de sus hogares.

La  inversión promedio está por encima de los $20 millones, ya que por un lado el segmento de vivienda social gasta usualmente en arreglos de hogar un valor de $15.8 millones, mientras que las viviendas No VIS están superando los $27.9 millones. 

Teniendo en cuenta eso, Vivvidero decidió apostarle a la venta de viviendas usadas con un plus, y es que los compradores pueden rediseñar los interiores de un inmueble antiguo con una variedad de modelos de diseño preestablecidos que se pueden ver a través de un proceso de remodelación virtual.

Este proyecto nació debido a la escasez del suelo por el crecimiento acelerado en las grandes ciudades de América Latina, se han acelerado los precios de construcción de vivienda en un 12 % anualmente, sin olvidar que aquello ha llevado a imponer una tendencia en el mercado y es la de los nuevos proyectos de microviviendas en donde los espacios pueden partir de 17 m² hasta 30 m².

Es por ello que este emprendimiento colombiano quiere marcar una idea innovadora que se deriva de la espacialidad y la reutilización de los lugares antiguos. Además, su amplia base de datos les permite identificar las mejores opciones de compra con un diseño de remodelación y un precio que se ajuste a cada una de sus necesidades.

“Los diseños que ofrecemos sobre los inmuebles que publicamos son estandarizados y nos permiten disminuir los costos y el tiempo de ejecución en las reformas para ofrecer el mejor precio posible”, señaló el CEO de Vivvidero, quien agregó esperan cumplir como meta de cierre de año el generar una facturación por encima de los $1.500 millones.

Quienes ingresen a su plataforma https://vivvidero.com/remodela, pueden ver la amplia variedad de opciones de inmuebles usados que se encuentran a la venta y que se convierten en una buena alternativa de compra en estos tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *