miércoles, octubre 27Bienvenidos a Tecnogus

¿Cómo lograr un buen manejo de sus finanzas personales garantizando el bienestar para su bolsillo?

Imagen: Tyba – 2021

Indudablemente, en Colombia y en general en Latinoamérica, la mayoría de personas tienen un gran desconocimiento sobre productos de inversión, ya sea por su limitado acceso, por el déficit en educación financiera o por el temor a arriesgar su dinero. Y es que precisamente la pandemia ha sido la forma de demostrar qué tan importante es el manejo de las finanzas personales y cómo estas son un gran aliado para enfrentar imprevistos.

Hoy en día, invertir es una prioridad que incluye a todos sin importar en qué momento de su vida se encuentren o su nivel de ingresos, es por esto que tener una adecuada planeación financiera contribuye al logro de los propósitos y metas. Asimismo, un buen manejo del presupuesto personal permitirá mantener hábitos saludables para su bolsillo y constantes en el tiempo.

“Actualmente todos tenemos una necesidad y es la de administrar nuestro dinero, sin importar si es mucho o poco. Por esta razón, es imprescindible que toda educación financiera comience desde casa, este es el primer paso y el más importante, hay que romper con esa cultura a la que estamos acostumbrados de que es de mala educación hablar de finanzas. Asesorarse de expertos, sin duda alguna, es fundamental. Esto nos ayuda a lograr lo que queremos en el tiempo y de la forma como esperamos alcanzar las metas que establecemos”, afirma Juan Pablo García, Gerente y Cofundador de tyba.

tyba, una fintech que busca educar financieramente a los latinoamericanos para ahorrar e invertir de una manera más inteligente y la cual está respaldada por el grupo Credicorp, comparte 3 recomendaciones para lograr un buen manejo de las finanzas personales de acuerdo a los presupuestos personales:

– Pagar las deudas de la tarjeta de crédito y evitar la tentación de endeudarse para consumir. La recomendación es que, en la medida de lo posible, es necesario estar al día con las obligaciones que se tienen con los bancos y muy especialmente aquellas asociadas a las tarjetas de crédito.

Si en este momento no se cuenta con los recursos para reducir esos pasivos, dentro del presupuesto mensual se puede armar un plan de re-pago para ir reduciendo esa carga. Frente a este propósito, lo más importante es cambiar el paradigma de “consumo y después pago” por “identifico mi objetivo, invierto en él y consumo una vez llegue a la meta”.

– Establecer un plan financiero. Definir y proyectar los ingresos del año, las metas e inversiones y gastos (divididos entre fijos y variables). De esta manera, se podrá mantener una mejor gestión y seguimiento financiero, lo que permitirá mantenerse en línea con el plan trazado durante el periodo deseado.

– Ser constante con la estrategia financiera personal. La disciplina y el seguimiento al presupuesto para conocer los avances y variables del plan financiero es un elemento indispensable para establecer su progreso y la forma en que este ayuda a alcanzar los objetivos y metas trazados.

La mejor recomendación es interiorizar el concepto “págate a ti primero”. Una vez recibidos los ingresos, antes de empezar a pagar gastos, es necesario separar una porción de ese dinero y destinarlo al ahorro o inversión para alcanzar esas metas o propósitos que se ha propuesto. Con esto, se puede conocer la suma disponible para gastar en otro tipo de rubros.

García explica que “es muy importante ganarle a la inflación para que el dinero no pierda poder adquisitivo a lo largo del tiempo. Durante los últimos 15 años, es un indicador que en Colombia ha estado entre el 3 y el 3.5% en promedio, por esto se debe generar una rentabilidad igual a esta. Asimismo, hay que tener en cuenta que poner a rendir los ahorros es la única forma de que el dinero trabaje por sí mismo. Por eso, la asesoría es tan indispensable, ya que así entendemos cómo optimizar esa rentabilidad y saber en qué portafolios invertir de acuerdo a nuestro perfil de riesgo y nuestros objetivos”.

Entre las grandes recomendaciones está la de tomar la decisión de empezar a invertir sin importar el monto, ni qué valor se pueda destinar mensualmente. En este sentido, lo más importante es adquirir el hábito.

En tiempos de incertidumbre, como los vividos durante los últimos meses, lo mejor es buscar asesoría para trazar un plan concreto de planificación financiera y encontrar el mejor camino posible para escoger el producto y portafolio más adecuado de acuerdo a los objetivos personales y las necesidades propias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *