jueves, septiembre 23Bienvenidos a Tecnogus

Cómo detectar ciberestafas en el alojamiento de las vacaciones

Imagen: Computing España – 2021

S2 Grupo, empresa especializada en ciberseguridad y gestión de sistemas críticos, señala que debido a que cada vez es más común la reserva de vacaciones vía online, se han incrementado las ciberestafas en este ámbito.

Principalmente, la ciberdelincuencia se ha centrado en el alquiler vacacional del alojamiento y en el alquiler de vehículos. Ante esta situación, expertos de S2 Grupo han destacado que es fundamental tener en cuenta algunas recomendaciones que nos permitirán detectar si estamos ante posibles ciberestafadores:

1.    Cuidado con los “gangazos”: tenemos que ser muy cautelosos con los precios que se sitúen muy por debajo del mercado. Este ya es un signo para sospechar de un posible fraude.

2.    Lenguaje de la web con muchos fallos: buena parte de los timos en la red se hacen por parte de personas que se encuentran en otros países, debido a que allí las leyes no son tan estrictas. Para hacer las webs utilizan traductores, por lo que es muy reconocible este tipo de forma de actuar y debe ponernos en alerta en seguida.

3.    Comprueba si hay un teléfono de contacto: si la única vía de contacto con el propietario o gestor del alquiler vacacional es un email, debemos desconfiar. Es importante que podamos contar con un número de teléfono directo para contactar con el vendedor rápidamente si lo necesitamos.

4.    Nada de pagos por transferencia: normalmente los ciberdelincuentes utilizan esta técnica y piden que se realice a bancos que no conocemos o que están en el extranjero, por tanto, nos encontramos ante otro signo para desconfiar. También pueden pedir que se abone el pago completo o una parte a través de servicios online que permiten enviar dinero.

5.    El dueño se encuentra en el extranjero: muchos ciberdelincuentes fingen ser propietarios que se encuentran fuera del país y entonces explican que enviarán las llaves y el contrato previo pago de un adelanto. Si accedemos a este tipo de sugerencias, es más que probable que nos quedemos sin vacaciones y sin el dinero del adelanto.

6.    Buscar en la red: antes de formalizar la reserva, es aconsejable realizar una búsqueda en Google sobre el alojamiento. Por ejemplo, podemos introducir el nombre del propietario y su email. Así, si ya hay denuncias anteriores o comentarios que lo relaciones con una ciberestafa, lo veremos en seguida porque encontraremos comentarios al respecto. También es interesante buscar la dirección del alojamiento en Google Maps y comprobar si coincide con lo ofertado.

7.    Las fotos aparecen en otros anuncios: antes de reservar un alojamiento es importante comprobar si esas imágenes aparecen en otros anuncios. Si las encontramos en otras páginas, pero coincide con un anuncio de la misma casa, por ejemplo, no hay problema. Sin embargo, podemos encontrar que la foto que se nos ha mostrado forme parte de un anuncio completamente diferente, lo que será muy significativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *