miércoles, octubre 20Bienvenidos a Tecnogus

Bancolombia ha evitado la emisión de 2.168 toneladas de CO2 por medio del teletrabajo y otros esquemas flexibles

Imagen: Bancolombia – 2021

En la búsqueda de iniciativas que generen un cambio cultural, aporten al mejoramiento de la calidad de vida y mejoren el equilibrio entre el ámbito laboral y personal, Bancolombia continúa en su camino de promover esquemas flexibles de trabajo, como una forma de seguir desarrollando el máximo potencial de sus empleados.

Como resultado de esta experiencia, que comenzó en el año 2012 con un piloto de 30 teletrabajadores, hoy la entidad cuenta con 3.739 empleados inscritos bajo la modalidad de teletrabajo y otros 2.462 en flexiwork —trabajo flexible—, que permite que las personas trabajen hasta un máximo de 16 horas a la semana por fuera de la oficina desde sus hogares u otros espacios.

Para Mauricio Rosillo, vicepresidente Corporativo de Bancolombia, “el reto ha sido adaptarnos continuamente al nuevo mundo del trabajo, integrando necesidades y expectativas de las personas y de la organización, con herramientas digitales, habilidades de liderazgo y un sólido marco de cultura organizacional”. El directivo agrega que la tarea ha sido exitosa “gracias a la implementación de programas enfocados en bienestar y orgullo corporativo, en los que el talento hace la diferencia”. 

La pandemia, por supuesto, fue una oportunidad clave para profundizar en estas modalidades, que pasaron de ser una alternativa a convertirse en un esquema fijo. De hecho, durante los primeros meses del aislamiento, hubo más de 19.500 empleados laborando de manera remota.

Uno de los empleados que hoy se encuentra en teletrabajo es Walter Sadid Londoño, que lleva 15 años en la organización y que se estrenó en esta modalidad durante la pandemia. “Mi experiencia ha sido bastante positiva. Al principio fue duro. Digamos que en mi caso he sabido aprovechar el tiempo que me deja estar laborando desde casa: inicié una maestría y también empecé fuertemente en el ciclismo. Antes no podía entrenar por el tiempo”, cuenta, resaltando que sigue cumpliendo de manera impecable con su trabajo.

Por otro lado, John Edilberto Ortiz, que comenzó a teletrabajar en 2019 por causa de una lesión cervical, expresa que su experiencia “fue una ayuda muy grande para poder seguir trabajando y también tener el tiempo para cuidarme y hacer mis terapias”.

Pero los esquemas flexibles de trabajo tienen un efecto positivo adicional: la reducción de los tiempos de desplazamientos y el menor uso de vehículos, gracias a lo cual, en 2020, Bancolombia evitó la emisión de 2.168 toneladas de CO2. También, la generación de eficiencias por el menor uso de espacios físicos, que se calcula en más de 31.000 millones de pesos dentro de los próximos 5 años, traídos a valor presente.

  • En el desarrollo y exploración del teletrabajo, la entidad descubrió que este esquema no tiene una estructura general que pueda servir para todas las áreas, y por eso planteó cuatro modalidades que les permite a los empleados y a la organización seleccionar el modelo que más se ajusta con su rol, necesidades y contexto:
  • Suplementarios: aplica para cargos administrativos. Hoy son 2.440 empleados. Permite trabajar hasta tres días a la semana desde el hogar.
  • Móviles: aquí está la fuerza comercial del banco, y a hoy registra 1.016 empleados. Da la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar y estar más cerca de los clientes.
  • Autónomos: con 154 empleados, esta modalidad permite que los empleados trabajen todo el tiempo desde sus casas, aspecto que a su vez favorece la contratación de personas de todas las regiones del país, generando inclusión y desarrollo en estas regiones.
  • Móviles administrativos: con 129 beneficiarios, está dirigida a empleados que requieren movilidad y estar conectados desde diferentes sedes y ciudades del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *