Ad

header ads

Publicidad

header ads


¿Cómo aprender un segundo idioma a través de la programación neurolingüística?

Imagen: Centro de Idiomas ULA – 2021

Hablar otro idioma en la actualidad se ha convertido en un factor fundamental para el desarrollo de las personas, ya sea para obtener mejores oportunidades de trabajo, estudio o por turismo. Esto ha generado que la oferta académica sea amplia, pero en varios casos los aspirantes se topan con un modelo tradicional de enseñanza en donde la práctica constante no es protagonista.
 
En pro de romper este esquema se encuentra el centro de idiomas ULA, el cual basa su metodología en el proceso natural de aprendizaje, es decir, de la misma forma en que se adquirió la lengua materna. Todo esto se desarrolla a través de cuatro modalidades: el hablar, oír y escribir; lo que genera que el estudiante al estar en aula se sienta inmerso por completo en el idioma extranjero. En complemento con este modelo, se utiliza la programación neurolingüística.
 
Según ULA, “Este método ayuda a generar un impacto emocional en el estudiante durante su proceso de formación en una lengua extranjera, además de identificar y entender la forma más apropiada en el que puede recibir la información, visualmente, auditivamente o kinestésica mente (- práctica)”.
 
De esta manera, la persona que inicia sus estudios en otro idioma no se encontrará con el mismo contexto gramatical, que se centra solo en notas, evaluaciones, libros, cuadernos y demás. Es por esto, que el contexto moderno exige salirse de este paradigma y centrarse en aprender por medio de experiencias.
 
“En ULA nos basamos en actividades que generan un impacto emocional y significativo, por lo que hacemos uso de nuestros espacios de aprendizaje vivencial, como salas de cine, el rincón del idioma (espacio de lectura del centro de idiomas ULA), conjuntamente en hacer karaoke y otras acciones interactivas que invitan a la diversión”, mencionó Ricardo Castaño, CEO de ULA.
 
Cabe mencionar, que son varias las instituciones de idiomas que se enfocan en solo planes de estudio para adultos, dejando atrás a los niños. A partir de eso, ULA vio la oportunidad para abarcar el segmento de los pequeños infantes, aprovechando la gran capacidad que tienen para educarse en otra lengua de manera más fácil, gracias a su percepción rápida y dispuesta a recibir información y replicarla.
 
“ULA cuenta con aproximadamente niños de 9 y 10 años que hablan un segundo idioma mejor que un adulto, a raíz de que se comunican sistemáticamente y de manera más cómoda por sus buenas bases de escucha, habla y sobre todo de pensar en una lengua diferente a la materna”.
 
Otro de los aspectos importantes, es que el estudio en la presencialidad es mucho mejor que la virtualidad, ya que permite que las personas socialicen más, contribuyendo a potencializar aún más el instruirse de forma segura en otro idioma. Para ULA, la educación por medio de una pantalla es poco efectiva, no solo porque los aspirantes no se relacionan e interactúan entre ellos, si no, que formarse en un idioma requiere de auto-disciplina y perseverancia.
 
“La sociedad no se ha adaptado a recibir conocimiento al 100% de manera remota, y esto lo hemos visto en estudiantes que terminan desmotivados por seguir su formación de esta manera. Así mismo, sabemos que va a llegar el momento que nos debamos acomodar mucho más a la virtualidad, pero de acuerdo a un estudio que se ha realizado con nuestros, estudiantes alrededor de un 90% les gusta más las clases presenciales y más si hablamos de un niño, que está en una etapa de su vida en la cual le gusta jugar, correr y relacionarse con otros”, afirmó Castaño.

Publicar un comentario

0 Comentarios