Ad

header ads

Publicidad

header ads

Los compromisos de Microsoft con el planeta

Imagen: CNET – 2021

El consenso científico es claro. El mundo se enfrenta a un problema urgente: el carbono en nuestra atmósfera ha creado un manto de gas que atrapa el calor y está cambiando el clima del mundo. La temperatura del planeta ya ha aumentado en 1 grado. Si no frenamos las emisiones y las temperaturas siguen subiendo, la ciencia nos dice que los resultados serán catastróficos.
 
Y aunque nosotros en Microsoft somos expertos en tecnología y no en cambio climático, sabemos que este es un problema de todos y también que todos podemos aportar a la solución. Tomamos muy en serio la sostenibilidad y por ello, en enero del 2020 anunciamos una ambiciosa iniciativa con que busca eliminar todas las emisiones de carbono que hemos emitido de manera directa desde nuestra fundación en 1975, reduciendo el carbono de nuestras cadenas de suministro y migrando a un modelo de suministro 100% potenciado por energías renovables para el 2025.
 
Pero eso no es suficiente. Todos los años se producen más de 11 mil millones de toneladas de residuos en todo el mundo que contaminan el suelo, obstruyen las vías fluviales, agotan los recursos naturales y contaminan el aire. Nuestra meta es llegar a cero residuos en operaciones directas, productos y empaques de Microsoft antes del 2030. Para lograrlo reduciremos casi la misma cantidad de residuos que generamos, y al mismo tiempo reutilizaremos, redestinaremos o reciclaremos nuestros desechos sólidos, de composta, electrónicos, de construcción y demolición, y peligrosos.
 
Tampoco vamos a detenernos ahí, porque la ONU estima que, para 2050, una de cada cuatro personas podría vivir en un país afectado por la escasez de agua potable.  La humanidad agota el suministro de agua potable disponible a una tasa de 4.3 billones de metros cúbicos cada año. Nuestro compromiso es ser positivos en agua para 2030, y ayudar a clientes y socios de negocio a reducir su consumo de agua a través de la tecnología.  Para lograrlo buscamos reducir la intensidad de uso de agua en nuestras operaciones, reabastecer el agua en las regiones estresadas por el agua donde operamos e invertir en proyectos como restauración de humedales y la eliminación de superficies impermeables como asfalto, que ayudarán a reabastecer de vuelta el agua en las cuencas que más la necesitan.
 
Y, finalmente, ponemos nuestra experiencia y tecnología al servicio de la sostenibilidad. “AI for earth” es un proyecto que pone la nube de Microsoft y sus herramientas de inteligencia artificial en manos de quienes están dedicados a resolver los problemas ambientales del mundo, facilitando las decisiones gubernamentales sobre las acciones que el planeta requiere. Democratizamos el acceso a herramientas y datos para garantizar que la ola de innovación tecnológica permita un futuro mejor y más sostenible. Impulsamos el uso de diferentes tecnologías de monitoreo que facilitan la obtención de información relevante para el sostenimiento ambiental: el uso de satélites e Inteligencia Artificial para preservar la biodiversidad y proteger los medios de subsistencia, el uso de algoritmos de aprendizaje profundo para identificar y clasificar especies de animales, o el machine learning para pronósticos de riesgos relacionados con el clima, como incendios forestales. Combinado con imágenes satelitales y software en la nube podemos contribuir a crear inventarios de los bosques para vigilar y supervisar su salud ecológica, social y económica.
 
Creemos en el poder de todos para ayudar a dejar a nuestros hijos un mejor planeta que el recibimos de nuestros padres. Tenemos objetivos ambiciosos, pero también sabemos que la sostenibilidad requerirá de enfoques audaces, nuevas tecnologías que hoy no existen y políticas públicas innovadoras.  Es un objetivo de importancia fundamental para cada persona en el planeta y para las próximas generaciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios