Ad

header ads

Publicidad

header ads


DocktorAkí y una frase impactante: “Se disparan las citas por trastornos mentales”

Imagen: DocktorAkí – 2021

¿Cuáles son las edades con mayor recurrencia en consultas psicológicas?, ¿Existe alguna característica común en las personas que solicitan estas citas?, ¿de qué manera afectan emocional y corporalmente a las personas las principales afecciones mentales? La Doctora Ximena Góngora, Psicóloga Clínica, brinda claridad acerca de estos y otros temas. La profesional forma parte de la red de médicos registrados en DocktorAkí la plataforma de Servicios Bolívar que conecta a las personas con médicos especialistas particulares.
 
Góngora manifestó que no existen grupos etarios con mayor recurrencia en consultas psicológicas debido a la aceptación, por parte de la sociedad colombiana, para afrontarlas. “Atiendo principalmente consultas de adolescentes (13 a 18 años), adultos jóvenes (18 a 21 años) y adultos (21 a 50 años) por igual”, dijo.
 
Y agregó: “Desde mi punto de vista, hoy se le da un mayor valor al trabajo del psicólogo. Antes, estaba precedido por el estigma de que acudir al especialista es para los locos y por lo tanto era algo que se ocultaba o se evitaba”.
 
Según datos entregados por la plataforma DocktorAkí, el porcentaje acumulado total de consultas de psicología en los tres últimos meses ascendió al 19.1% lo que corresponden a 1.315 agendamientos. En promedio, el 55% de las citas que se tienen de psicología, semana a semana, corresponden a pacientes recurrentes (que ya habían tenido una cita en DocktorAkí con anterioridad). Cabe aclarar que, el 94% de las consultas se agendan entre semana siendo las mujeres el género que más citas realiza. “La diferencia notoria que hay entre hombres y mujeres es que muchas veces los primeros programan sesiones y no asisten, o por el contrario no tienen continuidad en el proceso psicoterapéutico”, indicó Góngora.
 
La especialista reconoce que entre las causas por las cuales las personas deciden solicitar una cita de psicología se encuentran: la necesidad de hablar con un tercero que los escuche sin juzgar y, además, contar con las herramientas necesarias para afrontar una situación adversa, conflictiva o dolorosa.
 
Al momento de indagar sobre las principales afecciones mentales y los perjuicios emocionales y corporales que sufren los colombianos con motivo del COVID-19, Góngora reconoció que desde la aparición del virus, las personas tuvieron que lidiar con la posibilidad de enfermarse.
 
“La enfermedad siempre ha sido vista como aquello que genera vulnerabilidad, que aleja del éxito tan anhelado y que limita al ser humano. Por dicha razón, tenemos miedo y hacemos todo lo posible para evitarla”, señaló. Para la Dra., la pandemia nos ha demostrado que cualquiera se puede enfermar e incluso hasta morir, palabra de la que tampoco nos gusta hablar porque inmediatamente la asociamos con tristeza y dolor.
 
Enfrentarse a situaciones que pretendemos evitar puede derivar en ansiedad y depresión. En este sentido, desde la plataforma DocktorAkí reconocen que el porcentaje acumulado de consultas de psicología, asociados a dichos trastornos en los últimos tres meses ascendió al 14%.
 
Con respecto a la sintomatología que se presenta con mayor frecuencia en los pacientes se encuentran: palpitaciones o taquicardia, sudoración, dolores de cabeza, de cuello o tensión muscular, preocupación sin causa aparente, pensamientos intrusivos recurrentes, sensación constante de miedo o intranquilidad, sensación de persecución o paranoia, llanto frecuente, insomnio, alteraciones en la alimentación (atracones o inapetencia) y/o aumento de estrés por la convivencia permanente.
 
Cómo detectar la depresión
 
Como cualquier enfermedad mental, Góngora sostuvo que es difícil de detectarla debido a que existe una delgada línea entre estar bien y reconocer que se la padece. “La depresión se camufla fácilmente con la tristeza, la flojera o la pereza, sin embargo, hay criterios para identificarla o por lo menos que pueden alertarnos de que algo no se encuentra tan bien en nosotros”, dijo.
 
Según la Psicóloga, estos síntomas pueden ser: sentimiento de tristeza profunda, llanto sin causa o motivo aparente y pensamientos intrusivos. “Los síntomas impiden encontrarle un sentido a la vida generando vacío existencial, desesperanza, cambios en el patrón alimenticio, y en casos más extremos presencia de ideación suicida”, comentó.
 
“La salud tanto física como emocional de los colombianos es nuestra razón de ser. Por eso ponemos nuestra plataforma a disposición para que, durante esta época, todos los colombianos, puedan tener consultas por video con psicólogos y médicos especialistas”. Afirmó Laura Mogollón Directora de DocktorAkí.
 
Por último, la Dra. reconoció que no se debe esperar a una situación extrema para acudir al psicológico. “Uno de los errores más grandes que se comete es esperar a que sea la situación extrema el detonante para consultar, pero no, es clave acudir así se tenga un vislumbro de tristeza, desesperanza o bajo ánimo, porque ahí se están evidenciando los primeros signos de que algo no está bien en la persona”, culminó.
 
Hábitos sugewridos para evitar trastornos mentales
 
-Alimentar el área espiritual, de la forma en que cada uno crea que es mejor.
-Realizar actividad física o practicar algún deporte.
-Practicar la gratitud.
-Tener adecuados hábitos alimenticios.
-Reforzar las relaciones familiares y sociales.
-Disfrutar cada momento del día.
-Buscar ayuda cuando sea necesario o que se está empezando a caer en el abismo.

Publicar un comentario

0 Comentarios