Ad

header ads

Publicidad

header ads


Areandina analiza los pro y los contras de realizar búsquedas en Google

Imagen: Pixeles – 2021

La gran variedad de medios y canales de búsqueda de información hacen que en la actualidad tengamos un universo de posibilidades al momento de investigar sobre temas de interés, tareas, recomendaciones, hobbies, hábitos saludables, entre otros. Centrémonos especialmente en la plataforma Google; una opción al momento de adquirir información.
 
¿Le ha pasado que cada vez que tiene una duda o quiere profundizar información sobre algo, recurre inmediatamente a Google? Esta plataforma contiene un gran flujo de información que permite a los usuarios consultar diferentes fuentes desde cualquier parte del mundo, accediendo a una infinidad de información que facilita resolver cualquier tipo de duda de manera casi que inmediata.
 
‘San Google’, como suelen llamarlo jocosamente algunos personas, representa grandes beneficios en un mundo donde premia la inmediatez y representa múltiples retos, dado que genera afectaciones relacionadas con la memoria, lo que se denomina “el efecto Google”.
 
Para la docente del programa de Comunicación Social de Areandina sede Valledupar, Marcela Quintero Jiménez, “el efecto Google” se produce ante la facilidad de acceder a una plataforma para consultar hasta la más mínima información; situación que el cerebro acostumbra a no memorizar datos, por el simple hecho de estar disponibles en internet; generando así una dependencia de la tecnología y a la información que encontramos en las plataformas digitales, que no siempre es veraz y objetiva.
 
“Las consecuencias no se limitan a la memoria, cientos de personas con problemas de salud física y mental, niños y adolescentes entran a estas plataformas buscando información, y se encuentran con remedios para tratar la salud, trucos para perder kilos en dos días o noticias publicadas en cientos de portales que no cuentan con bases de investigación que los sustenten”, explica la docente Quintero.
 
A pesar de que el internet, y en especial Google, tienen una oferta de valor relacionada con la facilidad, accesibilidad, información, contenido multimedia, búsqueda de empleo, inmediatez y costos, según la experta, también representa muchos contras, entre los que destaca:
 
Verificación de la información: No siempre los primeros resultados que arroja la plataforma son los mejores o los más acertados. En la mayoría de los casos estos, llegan por estrategias de marketing digital, lo que lleva a que sea necesario que se consulten varias páginas para obtener mejor información.
 
Manejo de las fuentes: Muchas veces es necesario recurrir a textos físicos, dado que en muchas ocasiones, no encontramos fuentes fidedignas en las plataformas o que les den el soporte científico o académico a los contenidos.
 
Legalidad: Muchos de los contenidos que consumimos van en contra de parámetros legales y pueden llegar a atentar contra el bienestar de personas que acceden a ellos.
 
Memoria: Según algunos estudios, al recurrir al facilismo de los buscadores como Google, las personas no ejercitan su memoria.
 
Para la docente del programa de Comunicación Social, lo anterior no afirma que la tecnología y plataformas como Google puedan ser malas, por el contrario, considera que debe ser vista como una herramienta para ser usada en casos necesarios. Entendiendo sus dinámicas a favor y en contra, indican que es importante hacer una buena investigación y apoyarse con la información que reposa en libros, escritos, artículos científicos, revistas de investigación. “Acá lo importante es hacer una buena consulta, ser inquietos(as) al momento de investigar y no ‘casarnos’ con lo primero que aparezca en la pantalla. Según el tema de interés, es importante encontrar las bases de la investigación, apoyarse en autores, personas que han dedicado su tiempo a investigar y que tienen publicaciones sobre una gran gama de temas de estudio”.
 
Finalmente, la docente considera que es de gran importancia generar alternativas desde el campo de la educación, que vayan de la mano con las nuevas tecnologías a través de la promoción del pensamiento analítico, crítico y argumentativo para que los jóvenes no se limiten a buscar soluciones sencillas e inmediatas a través del uso de la internet.

Publicar un comentario

0 Comentarios