About Me

header ads

Takeda e IDT apoyan la fabricación de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson

Imagen: Takeda – 2021

Takeda Pharmaceutical Company anunció un acuerdo mutuo con IDT Biologika GmbH (“IDT”), una organización de desarrollo y fabricación por contrato, para utilizar la capacidad previamente reservada en IDT para la vacuna candidata contra el dengue de Takeda (TAK-003). Esta capacidad será destinada, entonces, para fabricar la vacuna de una dosis contra el COVID-19 desarrollada por Janssen Pharmaceutical Company de Johnson & Johnson. Al término de un periodo de tres meses, Takeda recuperará dicha capacidad para reanudar la fabricación de su vacuna contra el dengue, la cual tiene previsto lanzar al mercado, una vez disponga las aprobaciones regulatorias.
 
“Nos complace trabajar con IDT con el fin de apoyar los esfuerzos de Janssen para lograr que su vacuna contra el COVID-19 esté disponible y sea accesible para la mayor cantidad posible de personas en el mundo,” señaló Rajeev Venkayya, presidente de la Unidad de Negocio Global de Vacunas de Takeda. “Asimismo, reconocemos la necesidad masiva e insatisfecha de una vacuna contra el dengue y trabajaremos junto con IDT para mitigar el impacto en el suministro de TAK-003”, agregó Venkayya.
 
“Estoy agradecido con Takeda, nuestro cliente desde hace muchos años, por su flexibilidad que nos permitirá ayudar a proveer al mundo de las tan necesarias vacunas contra el COVID-19”, expresó Jürgen Betzing, CEO de IDT Biologika. “Durante los últimos meses, se ha hecho evidente que los desafíos impuestos por la pandemia solo pueden ser resueltos con cooperación y compromiso. Creo que este acuerdo a corto plazo entre tres organizaciones de la industria demuestra la voluntad y capacidad del sector de contribuir en la resolución de esta crisis de manera creativa. Con nuestra producción para Janssen y AstraZeneca más el desarrollo de nuestra propia vacuna contra el COVID-19 en cooperación con el Centro Alemán para la Investigación de Infecciones (DZIF, según sus siglas en inglés), nuestra compañía puede hacer una gran contribución a la lucha contra el COVID-19.”
 
Con este acuerdo, Takeda actualmente apoya el acceso global a tres vacunas diferentes contra el COVID-19. La compañía ya había anunciado su compromiso con la provisión de un acceso rápido y sostenido a las vacunas contra el COVID-19 en Japón mediante asociaciones con Novavax y Moderna. Takeda recibirá una transferencia de tecnología de fabricación de parte de Novavax y será responsable del desarrollo y comercialización con una capacidad de fabricación de más de 250 millones de dosis. La compañía también importará y distribuirá 50 millones de dosis de la vacuna mRNA contra el COVID-19 de Moderna como parte de una asociación conjunta con Moderna y el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar (MHLW, por sus siglas en inglés) de Japón.
 
Takeda se encuentra muy bien posicionada para cumplir con sus compromisos de apoyo a las necesidades de salud pública asociadas con el COVID-19 y el dengue. Takeda trabaja con las autoridades reguladoras y los organismos encargados de realizar recomendaciones, según corresponda, para llevar su vacuna candidata contra el dengue a las personas que podrían verse potencialmente beneficiadas de ella y vivan en comunidades afectadas por la amenaza del dengue o las visiten. Más de la mitad de la población mundial corre riesgo de contraer dengue y se espera que ese número aumente durante las próximas décadas debido al crecimiento de la población, globalización y urbanización.
 
Acerca de los esfuerzos de Takeda contra el COVID-19
Takeda está implementando un enfoque integral para el tratamiento y prevención del actual COVID-19, y de futuras pandemias mediante múltiples actividades y asociaciones entre las que se incluyen:
Globulina hiperinmune: Takeda es cofundadora de la CoVIg-19 Plasma Alliance y se asoció con otras compañías líderes en el sector del plasma para desarrollar y fabricar un medicamento a base de globulina hiperinmune que está siendo evaluado actualmente mediante un ensayo clínico a nivel mundial. La alianza también participa de la coalición The Fight Is In Us [La lucha está en nosotros] y en su campaña de donación de plasma para personas convalecientes.
 
Terapias adicionales: La compañía está evaluando los productos existentes de Takeda para la actividad en contra del virus COVID-19, y es cofundadora de la alianza COVID R&D Alliance. Asimismo, Takeda se ha unido a IMI Care Alliance y a la asociación Accelerating COVID-19 Therapeutic Interventions and Vaccines (ACTIV).
 
Vacunas: Takeda se ha asociado con el gobierno de Japón, Novavax y Moderna, para ayudar a acelerar la disponibilidad de una vacuna contra el COVID-19. Estamos aprovechando nuestras amplias y bien establecidas capacidades de fabricación y suministro a nivel mundial. Takeda apoya el objetivo compartido con sus socios y aliados de descubrir, desarrollar y brindar, de manera rápida, tratamientos y vacunas en contra del COVID-19 y asegurar la preparación para futuras pandemias.
 
El compromiso de Takeda con las vacunas
 
Las vacunas evitan entre 2 o 3 millones de muertes cada año y han transformado la salud pública a nivel mundial. Durante los últimos 70 años, Takeda ha suministrado vacunas para proteger la salud de las personas en Japón. Actualmente, el negocio global de vacunas de la compañía está aplicando la innovación para enfrentar algunas de las enfermedades infecciosas más desafiantes del mundo como son el dengue, la COVID-19, Zika y norovirus. El equipo de Takeda aporta su extraordinaria trayectoria y una profusión de conocimientos en el desarrollo y fabricación de vacunas y en su acceso a nivel mundial con el fin de promover el desarrollo de una línea de vacunas para atender algunas de las necesidades más apremiantes de la salud pública.

Publicar un comentario

0 Comentarios