About Me

header ads

Tome nota: así debe desechar los residuos con riesgo biológico en el hogar

Imagen: Triple A – 2021

Aunque el hogar no es considerado precisamente un generador de residuos de riesgo tóxico y biológico, resulta siendo fuente importante de desechos con estas características. Vidrios, puntillas, jeringas, cuchillas, bombillos y tapabocas, son algunos de los elementos de uso habitual en casa y significan un riesgo para el medio ambiente y para los operarios de recolección de basuras.
 
Consciente de la importancia de desechar correctamente estos residuos para mitigar los accidentes laborales del personal de recolección, y en coyuntura con el Día Internacional del Control Biológico, Triple A busca generar consciencia en el proceso de disposición de desechos clasificados como peligrosos en el hogar.
 
“En lo corrido del 2021, hemos identificado en nuestros operarios dos casos de pinchazos por agujas durante la recolección. Elementos como clavos, vidrios rotos, puntillas, agujas y cuchillas de afeitar, pueden ser transmisores de enfermedades como Hepatitis, VIH y Tétano. Cada persona afectada en estos accidentes laborales, debe ingresar a un programa de seguimiento y monitoreo por exposición a riesgo biológico” Zandra Mantilla, Gerente de Aseo de Triple A.
 
Las siguientes son cinco recomendaciones claves que todos ciudadanos deben tener en cuenta en sus hogares, para eliminar el riesgo biológico de contagio en los operarios del servicio público de aseo:
 
Evite arrojar o depositar las jeringas con aguja expuesta en la basura o en la calle. Para ello, utilice latas selladas con tapa o recipientes de material rígido.
Las agujas pueden desecharse también en el sentido contrario, dentro del mismo cilindro o pipeta del instrumento, incrustando su punta en el émbolo para que no se suelte o se salga.
No arroje vidrios, clavos y puntillas sin debida cobertura. Estos deben estar envueltos en cartón o periódico, o deben depositarse al interior de latas selladas o recipientes de material rígido.
Contacte a los recicladores que seleccionan materiales como metales o vidrio, y entrégueselos debidamente en sus manos.
Para los residuos contaminados por personas enfermas por COVID 19, deben ser empacados en doble bolsa de color negro, sellada con cinta en la parte superior y marcada con una etiqueta donde se indique su contenido.
 
“La disposición inadecuada de los residuos hospitalarios y biosanitarios no sólo coloca en riesgo a los operarios del servicio público de aseo, también se convierten en una problemática de salud pública para la comunidad en general”. Agrega Mantilla.
 
Desecho de tapabocas 
 
Miles de mascarillas invaden los vertederos y océanos de todo el mundo, provocando una vez más la alteración de los ecosistemas. Desecharlos correctamente evita que terminen en ríos, mares o en la naturaleza. 
 
Estos elementos deben ser desinfectados debidamente con alcohol o hipoclorito de sodio, deben ser destruidos con tijeras para evitar su reutilización y ser depositados en bolsa negra, la cual debe ser marcada como material peligroso. Procure de igual forma, desinfectar la bolsa antes de depositarla en los contenedores y haga debido lavado de manos y desinfección de superficies en casa.
 
Protocolo de atención a operarios ante accidente
 
A modo de prevención, los operarios regularmente han sido vacunados contra el tétano. Cuando sufre un accidente por pinchazo o herida en la manipulación de las bolsas de basuras, recibe atención médica inicial en la clínica o IPS autorizada por la ARL.
 
El trabajador es sometido a exámenes médicos de hepatitis, VIH y otras pruebas de rigor, para determinar si hubo contagio, dentro del protocolo para el control por exposición a riesgo biológico por parte de la ARL y además de un seguimiento estricto a su evolución y exámenes médicos periódicos para desestimar cualquier tipo de contagio.

Publicar un comentario

0 Comentarios