Ad

header ads

Publicidad

header ads

Las ventajas de tecnología RPA y la transformación digital

Imagen: Servinformación / PROA IA – 2021

Es difícil asociar la pandemia de COVID-19 a algún tipo de suceso positivo. No obstante, es innegable su influencia directa en el proceso de aceleración digital que ha cambiado el paradigma de negocios en prácticamente todas las empresas y sectores productivos del planeta, donde 20 años de cambios se dieron en solo 12 meses.
 
El 2020, ha sido un año de transformación tecnológica y socioeconómica, estos son los cambios obligados a los que se enfrentan los C-suite(Alta dirección) en las tres áreas centrales del flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo, y la tecnología RPA, Bajo esta tendencia PROA IA, dan a conocer las ventajas de la transformación digital:
 
Flujo de trabajo: Las organizaciones deberán cambiar el enfoque de excelencia operativa a experiencia del cliente. Hacer este cambio es la única forma en que pueden esperar competir con la ola creciente de empresas nativas digitales que han encontrado nuevos modos de prosperar durante la pandemia.
Mano de obra: Los grupos tradicionales de mano de obra localizada deberán ser reemplazados por talentos globales y digitales. La pandemia ha demostrado que el personal puede trabajar perfectamente lejos de la oficina, y es probable que este descubrimiento implique que los empleados pasen mucho menos tiempo en las sedes corporativas en el futuro.
Lugar de trabajo: Con el transcurso del tiempo, las empresas deberán reducir su presencia en la oficina entre un 30% y un 50%, y así liberarse de las líneas de regimiento de trabajadores pendientes de la pantalla en favor de los espacios creativos que fomenten el trabajo basado en equipos. Las empresas deberán empezar a fomentar a su personal a pasar tiempo en la oficina de un modo social y productivo.
 
En todo el flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo, se cree que la combinación de estos cambios concurrentes permitirá a las empresas volverse más ágiles y relevantes en la era posterior a la COVID mediante la adopción de los siguientes enfoques:
 
  • Un enfoque ligero de activos respecto de la propiedad, infraestructura y recursos humanos: cómo reducir los costos fijos y aumentar la flexibilidad operativa.
  • Una mano de obra digital, que combine a los humanos con el talento digital que será más innovadora al responder de manera creativa a los cambios externos.
  • Automatización del flujo de trabajo de principio a fin que acelerará la agilidad operativa y atraerá a los socios comerciales a un ecosistema estrecho.
 
El resultado de esta transformación en las prácticas laborales podría ser un círculo virtuoso que coloca a la innovación entre las prioridades de la agenda corporativa, así como la tecnología RPA  que nace para facilitar la automatización de procesos, basada en un software específico, el RPA automatiza procesos de acciones necesarias que debe realizar los “los trabajadores digitales”; donde se están colocando a disposición del consumidor una revolución de automatización sin precedentes, que le permite resolver con autonomía gran parte de las gestiones que requieren y sacar mayor provecho de la mano de obra tradicional.
 
Finalmente, las empresas más grandes del mundo confían en “la fuerza de trabajo digital”, con ella optimizan los procesos de producción, aumentan su rentabilidad mejoran las experiencias con el cliente. El futuro del trabajo es la automatización de procesos y “la fuerza de trabajo digital”. Así mismo, estos procesos están al alcance de todos, de la mano de los expertos donde pueden comenzar el proceso de automatización de las empresas.

Publicar un comentario

0 Comentarios