Ad

header ads

Publicidad

header ads

“Para cerrar brechas en Colombia necesitamos consolidar un acceso seguro a la identidad digital”, Santiago Aldana CEO SoyYo

Imagen: SoyYo – 2021

El registro de identidad de una persona y el reconocimiento por parte del Estado es la puerta de acceso a sus derechos como ciudadano. Según estimaciones del Banco Mundial, actualmente un billón de personas en el mundo no cuenta con una identidad legal y esto no sólo supone dificultades para la bancarización de una sociedad como la colombiana, sino que también representa una barrera para acceder a servicios más básicos y esenciales como servicios de salud.
 
Las posibilidades que trae consigo la Cuarta Revolución Industrial son extensibles para cumplir con el propósito de ofrecer soluciones de identidad, de forma digital, a un número mayor de ciudadanos, gracias a un amplio abanico de productos y servicios que permiten un acceso más rápido, eficiente y seguro en comparación con una identidad física convencional. Tecnologías como la biometría, la inteligencia artificial y la computación en la nube, junto con el creciente uso de servicios móviles en todo el país, permitirán que los servicios de identidad digital sean cada vez más asequibles.
 
Sin embargo, en el contexto colombiano actual, la adopción de la identidad digital conlleva una serie de desafíos en materia de seguridad como lo es la suplantación de identidad que, según la Policía Nacional, creció en un 359% en el 2020. Indicadores como estos sustentan la priorización de la ciberseguridad y la protección de datos en cualquier iniciativa de servicios digitales; factores que deben resolverse con soluciones robustas y seguras como el ecosistema diseñado por la startup colombiana SoyYo.
 
¿Cómo implementar una Identidad Digital que proteja al ciudadano?
 
En esta tarea es fundamental contar con mecanismos de identificación y autenticación robustos y asegurar que el ciudadano tenga control sobre los mismos. La identificación es tan solo el primero de varios pasos requeridos para autorizar el acceso a bienes o servicios digitales, pues es en en la autenticación, cuando el uso de la identidad digital puede tener consecuencias relacionadas con el acceso no autorizado a servicios o bienes de propiedad del ciudadano.
 
“Entendiendo estos desafíos, en SoyYo hemos diseñado una solución de Identidad Digital a través de una aplicación, que se basa en metodologías europeas de gestión de Identidad, y que ubica al usuario como el único titular de su identidad; cifrando su información personal de principio a fin en el celular de la persona y desplegando rigurosos métodos de autenticación a la hora de acceder a la información”, explica Santiago Aldana, CEO de SoyYo. El proceso de autenticación de SoyYo parte de tres elementos claves de la persona:
 
1. Lo que es la persona: por ejemplo, su biometría facial, comportamental, dactilar, entre otros, todos ellos datos personales sensibles.
2. Algo que sabe la persona: puede ser su contraseña, el nombre de su mascota, su número celular. Son todos los datos confidenciales circunscritos a la esfera de la intimidad del usuario.
3. Lo que tiene la persona: comprendería un token físico, un dispositivo móvil seguro, o algún otro bien de propiedad y custodia.
 
Convencionalmente, la autenticación de identidad se limitaba a interacciones presenciales y documentos físicos. Sin embargo, en el mundo de hoy y bajo las condiciones de virtualidad cada vez más frecuentes y habituales, es preciso garantizar que el acceso a servicios digitales sencillos como la compra de un producto en línea, o tan complejos como la apertura de un producto financiero, estén al alcance del ciudadano desde su celular de forma fácil, rápida y con mínimos riesgos de suplantación de su identidad.

Publicar un comentario

0 Comentarios