About Me

header ads

Las empresas de Latinoamérica del sector salud, son las terceras más afectadas por ciberataques según Check Point después de Europa Central y Asia Oriental

Imagen: Check Point – 2020

Las empresas del sector sanitario no sólo tienen que hacer frente a la pandemia de la COVID-19, sino que también son víctimas de ciberataques en todo el mundo. De hecho, investigadores de Check Point Research, la división de Inteligencia de Amenazas de Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial, advierten del aumento  en Latinoamérica en un 112% de los ataques dirigidos contra organizaciones relacionadas con la salud y la medicina. La región ha visto cómo sus cifras aumentan en forma preocupante. Por regiones ocupa el tercer lugar después de Europa Central (+145%) y Asia oriental (+137%) siendo las más afectadas.
 
El sector salud, el objetivo más atacado por los cibercriminales
 
Los investigadores de Check Point Research señalan que la media de ataques semanales contra las empresas médicas en noviembre ha sido de 626, muy por encima de los 430 de los meses anteriores. A pesar de que el aumento de los ciberataques trae consigo un mayor rango de vectores de ataques utilizados (ejecución de código remoto, botnets, DDoS), el ransomware es la ciberamenaza más utilizada. Esto se debe, principalmente, a que los hospitales son mucho más propensos a pagar el rescate por la necesidad de tener todos sus sistemas operativos para hacer frente al aumento de contagios por coronavirus, programas de vacunación, entre otros. De esta forma, se sitúa a la cabeza en el ranking de los objetivos favoritos de los cibercriminales, duplicando la tasa de crecimiento (22%) del total del resto de sectores.
 
“El número de ciberataques a nivel mundial contra empresas del sector sanitario ha experimentado un crecimiento exponencial. Esto hace que nos preguntemos cuáles son los motivos y por qué se produce en este momento, algo que tiene una respuesta sencilla: los cibercriminales ven a los hospitales como objetivos en los que pueden obtener beneficios económicos rápidamente, puesto que están sobrepasados ante la avalancha de nuevos casos de infección, por lo que acceden rápidamente a pagar para poder tener sus sistemas en funcionamiento”, señala Antonio Amador, Country Manager para la región Norte de América Latina de Check Point. “El año pasado, varias redes de hospitales de todo el mundo fueron atacadas con éxito con ransomware. El uso de virus como Ryuk pone de manifiesto la creciente tendencia a utilizar variantes más específicas y adaptadas, lo que permite a los atacantes asegurarse de que lleguen a las partes más críticas de la organización y aumentar sus posibilidades de éxito", añade Amador.
 
¿Cómo pueden protegerse las empresas del sector médico de esta oleada de ataques?
 
Desde Check Point son conscientes de que las organizaciones de este sector, y más concretamente los hospitales, están afrontando una doble amenaza con el coronavirus, dejándolos desprotegidos en el mundo virtual, y por este motivo aportan las claves para optimizar sus medidas de protección:
 
1.     Cuidado con los troyanos – El ransomware, por lo general, no comienza con el cifrado de datos. Algunas variantes como Ryukinician el ataque días o incluso semanas antes con la infección del equipo mediante troyanos como Trickbot, Emotet, Dridex o Cobalt Strike. De esta forma, utilizando estos programas maliciosos abren la puerta para nuevas formas de ataque.
 
2.     Aumentar la seguridad los fines de semana y las vacaciones - la mayoría de los ataques ransomware del año pasado se produjeron en días no laborales como los fines de semana o periodos de vacaciones, aprovechando que los encargados de seguridad no están trabajando. 
 
3.     Utilizar soluciones anti ransomware - aunque los ataques de ransomware son cada vez más sofisticados, existen herramientas de seguridad que incorporan una función de reparación, las cuales permiten a las organizaciones restaurar el sistema y volver a la normalidad en sólo unos minutos.
 
4.     Enseñar a los empleados a reconocer correos electrónicos maliciosos – capacitar a los empleados para que puedan identificar y evitar posibles ataques ransomware es crucial. Muchas de las ciberamenazas actuales comienzan con un correo electrónico de phishing dirigido que ni siquiera contiene malware, sino un mensaje que invita al usuario a hacer clic en un enlace malicioso o a proporcionar detalles específicos. La formación en conceptos básicos de ciberseguridad es una de las defensas más importantes que una organización puede desplegar.
 
5.     Parchear en remoto – uno de los principales obstáculos a los que hacen frente los sistemas informáticos de hospitales es la actualización de software, ya que puede llevar tiempo y necesita que los sistemas se detengan. Por esta razón, desde Check Point recomiendan utilizar el Sistema de Prevención de Intrusiones (IPS) con capacidad de parcheo virtual para evitar los intentos de explotar las debilidades de los sistemas o aplicaciones invulnerables. Un IPS actualizado es un método de protección efectivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios