About Me

header ads

Vigilar la calidad del aire del hogar esta Navidad

Imagen: Daikin – 2020

Una encuesta realizada por Daikin en Bogotá entre 96 personas demostró que un 23% de los encuestados tiene motivos para pensar en una mala calidad de aire en su hogar; 69% debe buscar orientación para que su situación no empeore y sólo un 8% tiene hábitos que lo ayudan a mantener sano su hogar.
 
A través de un breve cuestionario, Daikin analizó algunos de los hábitos de los encuestados. ¿Fuman dentro de la casa?, ¿Ventilas tu casa a diario?, ¿Has notado moho o hongos en tu hogar? y ¿Limpias con frecuencia los filtros de tu aire acondicionado? fueron algunas de las 10 preguntas realizadas. Entre los hábitos menos generalizados están la ventilación del hogar y limitar el uso de los productos químicos a la hora de limpiar.
 
Durante una Navidad en la que estaremos más tiempo en lugares cerrados, urge tomar medidas que nos garanticen una mejor calidad del aire interior. Daikin te ofrece algunos consejos que debes tomar en cuenta para proteger a la familia.
 
  • Ventilar la vivienda diariamente, mucho más ahora, que la familia pasa la mayor parte del tiempo en casa.
  • Utilizar sistemas de filtración y purificación de aire. Es bueno mantener los filtros limpios.
  • No fumar dentro de casa.
  • Utilizar la campana extractora siempre que se cocine, si no se tiene una, abrir las ventanas.
  • La NASA recomienda decorar tu casa con plantas como el potus, la palmera de bambú, el árbol de caucho o la sansevieria, que absorben los contaminantes del aire.
  • Controlar el nivel de humedad interior para que se sitúe alrededor del 40%. Vigilar posibles filtraciones de agua en el techo o los muros y evita tender la ropa en el interior.
  • Mantener una temperatura adecuada y confortable, especialmente en las habitaciones que más frecuentes.
  • Procurar que los materiales del mobiliario, pinturas o tejidos sean de origen natural.
  • Tratar de sustituir los productos químicos de limpieza por otros más amigables.
 
La Organización Mundial de la Salud estima que la exposición a la contaminación interior causa desde efectos leves en el tracto respiratorio como congestión nasal, estornudos, conjuntivitis hasta efectos sistémicos como dolor de cabeza, dificultad para concentrarse etc. Entre los efectos más graves, se han documentado enfermedades respiratorias crónicas, asma, dolor muscular, convulsiones, alteraciones endocrinas y muchas más. En definitiva, se ha demostrado que existe una relación directa entre la contaminación del aire interior y la salud.

Publicar un comentario

0 Comentarios