About Me

header ads

Una decisión histórica: la FDA reconoce que IQOS es fundamentalmente diferente al cigarrillo

Imagen: Barron’s – 2020 

Philip Morris International (PMI) ha publicado la undécima edición de su Actualización Científica, una publicación que ahonda sobre la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) de autorizar la comercialización del Sistema de Calentamiento de Tabaco IQOS con información de riesgo modificado. Este se convierte en el primer sistema electrónico de calentamiento de tabaco, cuya comercialización es autorizada bajo la orden de Productos de Tabaco de Riesgo Modificado (MRTP, por sus siglas en inglés).
 
Esta decisión surgió como resultado de colocar a la ciencia en el centro de los procesos de toma de decisiones de salud pública, entendiendo que pueden existir otras maneras de administrar nicotina con niveles en promedio 95% menores en componentes dañinos y potencialmente dañinos, en comparación con el cigarrillo. Al permitir que estos dispositivos se comercialicen como productos de riesgo modificado, la FDA permitió brindar un marco regulatorio para que los fabricantes informen a los consumidores sobre productos con diferentes perfiles de riesgo y les permita tomar decisiones más informadas y acertadas al conocer cuáles productos y alternativas tienen un menor riesgo para la salud.
 
“La FDA llevó a cabo una evaluación científica y reglamentaria de IQOS y determinó que autorizar una orden de modificación de la exposición para IQOS es adecuado para promover la salud pública”, dijo Silvia Barrero Varela, Vicepresidenta de Asuntos Externos para el Clúster Andino de PMI. “IQOS es el primer y único sistema electrónico de calentamiento de tabaco al que se le ha otorgado este tipo de orden de comercialización, lo que demuestra que es un producto fundamentalmente diferente a los cigarrillos y una mejor opción para los fumadores adultos que de otra manera seguirían fumando. A la fecha, cerca de 12 millones de usuarios alrededor del mundo ya se han cambiado a IQOS y han dejado los cigarrillos por completo”.
 
Después de más de tres años de revisión científica y regulatoria de la aplicación, la FDA concluyó que “estudios científicos han demostrado que cambiar completamente de los cigarrillos al uso de IQOS con HEETS reduce en un 95% la exposición del cuerpo a químicos dañinos o potencialmente dañinos".
 
Además, los resultados indican que los consumidores entienden que el producto no está libre de riesgos y que es más nocivo que dejar de fumar. Asimismo, los consumidores también suelen percibir el producto como un dispositivo menos perjudicial que los cigarrillos de combustión, lo que concuerda con las evidencias existentes sobre los riesgos de salud relativos del producto que, por otro lado, son razonablemente probables.

Publicar un comentario

0 Comentarios