About Me

header ads

Educación virtual: complemento del modelo tradicional

Imagen: Smartick – 2020

Desde el inicio del confinamiento, la mayoría de los estudiantes de todo el mundo han tenido que estudiar desde sus casas de forma virtual para continuar con su proceso de formación. Esto ha representado un inmenso reto para las familias quienes han tenido que asumir el rol de profesores y al mismo tiempo cumplir con su trabajo y las labores caseras. De la misma forma, los docentes han tenido que replantear su metodología para mantener la atención de los estudiantes y su ritmo de aprendizaje.
 
Esta coyuntura ha demostrado que el uso de apps en el ámbito escolar es un hecho que ya pocos se cuestionan. La nueva realidad ha modificado la forma de comunicarse, relacionarse, aprender y enseñar dentro y fuera de clase. El sistema educativo se encuentra en plena transformación hacia un modelo aún más digital para poder dar respuesta al nuevo concepto de aula.
 
En Colombia, el uso de aplicaciones y programas educativos virtuales se han incrementado notablemente. Un ejemplo del posicionamiento de estas herramientas es Smartick, método que durante el año 2020 ha aumentado sus estudiantes en 500%. Hasta la fecha cerca de 65 mil niños han hecho uso de la plataforma desde que se declaró la alerta sanitaria en el país.
 
Este método de origen español para el aprendizaje de matemáticas ha sido diseñado para que niños de 4 a 14 años puedan desarrollar sus conocimientos y habilidades con operaciones y números. Al funcionar a través de la más avanzada inteligencia artificial, permite conocer el perfil y rapidez de aprendizaje de cada niño y con ello diseñar un plan de estudios a su medida, adaptando el contenido en tiempo real a su comportamiento. Sus pilares son las sesiones cortas diarias (15 minutos), concentración máxima, contenido individualizado y personalizado y retroalimentación inmediata.
 
En cuanto a las herramientas para el aprendizaje de idiomas, Duolingo, la aplicación para el aprendizaje de idiomas online y que ofrece cursos en 30 lenguas diferentes, ha visto disparadas sus descargas, llegando a alcanzar los 30 millones de estudiantes. La compañía ha experimentado un crecimiento mundial del 108% durante el confinamiento, sobrepasando el millón de usuarios. En declaraciones recientes a la CNBC, su fundador, el guatemalteco Luis von Ahn, señaló que “estamos preparando una posible salida a bolsa (IPO) para el 2021 y la adquisición de otras compañías”.
 
Ganadores y perdedores hasta el momento
 
Google Classroom, Smartick, Duolingo y Photomath se encuentran entre las aplicaciones descargadas más popularmente en Colombia desde que inició la pandemia, según datos de AppAnnie.
 
Si se compara estos programas online respecto a sus competidores offline, el auge es aún más claro, como lo muestra Google Trends. La tendencia alza de los métodos online hace pronosticar un cambio de paradigma educativo en la mente de las familias y estudiantes.
 
¿Va a cambiar la educación para siempre?

El sistema educativo se encuentra en plena transformación hacia un modelo aún más digital, Las compañías de EdTech están logrando demostrar que el aprendizaje en línea puede ser altamente eficiente en algunos casos y se están consolidando como un eficaz complemento al regreso del colegio. Muchos docentes descubrieron la forma en que estas herramientas online se convirtieron en un aliado que facilita su trabajo y que les permite dedicar tiempo a lo que mejor hacen como lo es el transmitir conocimiento, captar las dudas y estados de ánimo de sus alumnos.
Un modelo de aprendizaje mixto sería lo ideal en el que los distintos métodos puedan aportar para obtener el mejor resultado posible. Un buen profesor nunca podrá ser sustituido por una máquina. La pasión, motivación y amor por una materia que puede transmitir un docente es algo único.
 
Ahora bien, las computadoras, las máquinas pueden superar a los humanos en el trabajo individual de práctica profunda. Por otro lado, las metodologías online pueden ayudar al maestro a lograr la atención casi perfecta por parte de sus alumnos y así mejorar la gestión del salón, liberando tiempo para dedicarse a tareas de mayor valor. Los niños que pueden avanzar más alto que el promedio de la clase, lo harán y, los que necesiten refuerzo, no se quedarán atrás.
 
En definitiva, la transformación digital de la educación llegó para quedarse y aunque es un proceso que requiere tiempo para el desarrollo de un modelo, hoy está transformando aceleradamente una manera de aprender y enseñar a raíz de una emergencia sanitaria a nivel mundial. 

Publicar un comentario

0 Comentarios