About Me

header ads

Hacia una transformación digital en los equipos de media y baja tensión

Imagen: Schneider Electric – 2020

Bienvenidos a una nueva tendencia en el monitoreo de media tensión que está ayudando a mejorar la seguridad y extender la vida útil de los equipos. Ha sido un gran avance ya que las principales fallas en los equipos eléctricos, incluye: conexiones sueltas (25% de los casos), desglose de asilamiento eléctrico, penetración de agua de diversos orígenes, estantería de interruptores y protección de falla a tierra defectuosa; datos según la Asociación Nacional de Pruebas Eléctricas.
 
Además, debemos ser conscientes de los errores de instalación y de mantenimiento, pues comúnmente generan fallas y riesgos. Al igual que otras causas como el envejecimiento prematuro de los componentes, la vida útil en condiciones normales, el entorno en el que se desenvuelve y el gasto con el tiempo.
 
Existen muchas otras variables más que generan tensiones mecánicas, como vibraciones, situaciones ambientales causadas por el calor y la humedad. Los contaminantes en el aire que se adhieren a las partes del equipo también pueden exacerbar aún más estos problemas.
 
Bajo el enfoque de la economía circular
 
Según la economía circular, es mejor evitar el costo y el desperdicio de los equipos al reemplazarlos y lograr que tengan una mejor vida útil. “Es aquí donde el mantenimiento predictivo se vuelve tan importante, junto con la transformación digital ayuda a que los equipos de operaciones tengan un nuevo nivel de visibilidad dentro de los activos de media tensión”, comenta Nelson Lozano, director de la unidad de Power Systems de Schneider Electric para el clúster andino.
 
Tener una visión de nivel avanzado de las condiciones del equipo puede respaldar una visión más integral, permitiendo un enfoque predictivo que ayude a evitar fallas, reducir los requisitos y costos de mantenimiento.
 
Una visión más profunda a los activos de medio voltaje
 
Ahora contamos con innovaciones tecnológicas de sensores y el Internet de las cosas (IoT) que ayudan a que todos los puntos críticos de medio voltaje sean monitoreados y analizados exhaustivamente.
 
Causas de influencia como la temperatura, la humedad, los contaminantes y el factor de carga, pueden ser monitoreados con sensores y una medición apropiada. Una muestra de ello es la detección térmica, la cual está permitiendo instalar sensores en puntos de conexión en barras o conductores dentro de interruptores, paneles de control o transformadores. “Este tipo de sensores nos ayudan a monitorear continuamente cualquier aumento anormal de la temperatura y así evitar aquellos arcos eléctricos, fallas e incendios”, agrega Lozano.
 
Existen algunas aplicaciones analíticas que rastrean todo el equipo alertando sobre cualquier evento que exceda los umbrales seguros en términos de valor o gradiente. Además, algunas aplicaciones también ofrecen algoritmos avanzados que estiman el envejecimiento del equipo en función de las condiciones operativas y ambientales actuales y pasadas.

“En Schneider Electric este tipo de innovaciones, sensores y digitalización proporciona una evaluación más precisa de los requisitos de mantenimiento y duración de los equipos, entregando una mejor eficiencia energética, facilitando la prevención y mitigación de riesgos eléctricos” concluye Nelson Lozano
 
Para Schneider Electric, las soluciones de distribución, protección y control eléctricos de media tensión y de baja tensión (MT y BT) son una base sólida por lo que los ha llevado a ser líderes en esta industria.

Publicar un comentario

0 Comentarios