About Me

header ads

‘La posibilidad de usar Teams en la Presidencia de la República ha sido vital’: Diego Molano Aponte

 ‘La posibilidad de usar Teams en la Presidencia de la República ha sido vital’: Diego Molano Aponte

Imagen: Wikipedia – 2020

Con el anuncio de aislamiento obligatorio en Colombia, el pasado 25 de marzo, el desafío inmediato para el Gobierno Nacional era lograr que el Estado pudiera seguir prestando servicios esenciales para la atención de los ciudadanos, la provisión de servicios sociales y la atención a la emergencia sanitaria en medio del confinamiento y de las normas de distanciamiento social. Las prioridades del presidente Iván Duque eran claras: proteger la salud y la vida, apoyar a los más vulnerables y cuidar el empleo. Sin embargo, movilizar y articular virtualmente a los miles de funcionarios a cargo de lograrlo era un reto mayúsculo: las estructuras del Gobierno debían cumplir con el aislamiento social sin interrumpir labores, operar en medio de una nueva realidad y tomar decisiones que requería el país.

Adaptarse a la virtualidad, contrarreloj, sin detener su operación un solo día, era una obligación, y la Presidencia de la República actuó rápidamente. “Encontramos que en esta difícil coyuntura la tecnología era el mejor instrumento para conectarnos y tomar decisiones. La posibilidad de usar Teams en la Presidencia de la República ha sido vital; el Consejo de Ministros se ha realizado por esta plataforma, así como las reuniones del equipo que atiende la emergencia, conformado por múltiples agencias y al que se conectan el Presidente, los ministros, y las autoridades”, señala Diego Molano Aponte, director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República.

El presidente Duque ordenó que el 80% de funcionarios prolongara su operación remota hasta el próximo 30 de agosto, una decisión motivada por la aceptación y la adaptabilidad de los funcionarios a las herramientas de trabajo colaborativo, que les han permitido mantener su productividad mientras cuidan de su salud. Añade que los equipos de Gobierno, entre ellos las Consejerías Presidenciales, también operan con Teams y confiesa que, si bien al principio costó un poco acostumbrarse, la versatilidad de la plataforma y la variedad de funciones que ofrece ha llevado a una rápida adaptación. “Lo que me pregunto es si una vez superada esta situación la gente va a querer encuentros presenciales, porque la virtualidad evita desplazamientos, es práctica, reduce tiempos de reunión y facilita la toma de decisiones”, subraya.

Conexión con las regiones

Atender una pandemia en las zonas más apartadas del país, sin la posibilidad de movilizar apoyo humano para no poner en riesgo vidas, es inmensamente retador para cualquier Gobierno. “Una decisión compleja fue migrar a la virtualidad educativa, llevar el colegio a casa, porque niños y jóvenes pueden ser mayor vector de contagio. Pero la experiencia que estamos viviendo nos ha ratificado que la educación virtual es la mejor forma de generar una revolución en la educación, no solo en calidad sino en democratización en el acceso. Esta pandemia nos hizo dar un salto de 6-8 años en la educación virtual”, explica Molano.

Desde principios de abril, el Gobierno anunció la suspensión total de clases presenciales, una dura prueba para el sector educativo debido a las dificultades de conectividad en las regiones. Con el apoyo de la empresa privada se ha logrado dar continuidad a las clases en parte del territorio. De acuerdo con Molano, esta es una de las grandes apuestas del presidente Duque: llevar más y mejor conectividad a la ruralidad, pero con equidad, para que los más vulnerables tengan acceso.

Además de la educación, la colaboración remota ha sido determinante para la atención de salud a distancia y para tener comunicación permanente con los sectores productivos. “Hace 15 días tuve una reunión virtual con la Federación de Paneleros en la que se estuvieron presentes desde el campesino hasta el emprendedor. Gracias a la tecnología escuchamos sus necesidades, lo que nos permite tomar acciones. No hay duda de que la tecnología es indispensable para impulsar la economía”, apunta el director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República.

Tecnología con enfoque social

Si hay una lección común para organizaciones, industria y gobiernos es que la adaptabilidad, la resiliencia y la capacidad de respuesta encontraron un aliado en la tecnología. Es el caso del Gobierno Nacional, que en un par de meses diseñó y ejecutó el programa Ingreso Solidario, conectando a 3 millones de familias vulnerables para bancarizarlas y otorgarles una ayuda para sortear la pandemia, gracias a la entrega de tres pagos de 160 mil pesos. “Hace 15 años, con el programa Familias en Acción, tomó casi 4 años lograr una cobertura de 2,6 millones de familias. Hoy, gracias a la tecnología, al cruce de información, a la capacidad de conexión digital, pudimos crear Ingreso Solidario y llegar a 3 millones de familias. Otro fantástico ejemplo es el subsidio a la nómina de las micro, pequeñas y medianas empresas. Mediante un sistema de información que tenía el Estado, en el que cada una de estas empresas paga su nómina, hoy estamos entregando subsidios del 40% del valor de la nómina a 100 mil micro, pequeñas y medianas empresas, impactando a un millón de trabajadores”, señala Molano.

Para Colombia, el uso de la tecnología en programas sociales será uno de los grandes legados una vez superada la emergencia. “Hoy, un ciudadano en cualquier rincón del país tiene un dispositivo que puede ayudar a transformar su actividad: un campesino puede revisar las condiciones del clima o poner sus productos en un nuevo mercado. Un estudiante se informa sobre las becas disponibles y puede aplicar a ellas. Si es una familia que recibe un subsidio, este le puede llegar directo a su dispositivo”, concluye el Director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República.

Así pues, la tecnología ha empoderado al Gobierno para enfrentar una de las coyunturas más retadoras, ha habilitado la coordinación interinstitucional, la toma de decisiones basada en data y el seguimiento constante de la ejecución de los proyectos que son vitales para la salud y el bienestar de la ciudadanía, y para la recuperación económica del país.

Publicar un comentario

0 Comentarios