About Me

header ads

Estos son los diferentes tipos de educación a distancia que existen

Imagen: New Zeland Education – 2020

La evolución de las tecnologías de la información y comunicación no solo ha modificado la forma en que las personas interactúan, sino que ha facilitado procesos de colaboración en ámbitos laborales y académicos. Es así como la educación a distancia empezó a convertirse, en principio, como una solución a los problemas de cobertura y calidad que impactaban directamente a aquellas personas que no tenían acceso a instituciones de alta calidad, por su ubicación geográfica.

Pero como resultado de los avances pedagógicos, científicos y técnicos, esta forma de aprendizaje es ahora una alternativa para acceder a la oferta educativa de universidades alrededor del mundo y así obtener un título internacional, eliminando el tiempo y la locación como obstáculos.

El reto está en encontrar un programa que, además de cumplir con los objetivos de formación, también esté disponible en el estilo de enseñanza más adecuado para el ritmo de vida y el presupuesto del estudiante. Ahora, más que contar con las herramientas tecnológicas necesarias para crear un sistema de educación virtual, la consolidación coherente de un modelo pedagógico es lo que determinará la calidad de la educación.

Y en busca de un balance entre estos dos elementos, existen diversos modelos que se ajustan tanto a los requerimientos de los estudiantes como a las exigencias de las instituciones educativas. Conocer los tipos de educación en línea disponibles toma mayor relevancia durante la emergencia sanitaria que vive el mundo, pues debido a las restricciones impuestas por los aislamientos obligatorios decretados por los gobiernos, algunos proyectos académicos pudieron ser aplazados. Es así como la educación a distancia se convierte hoy en una alternativa conveniente y en una solución inmediata.

Aprendizaje semipresencial

También conocido como aprendizaje flexible o híbrido, utiliza una combinación entre instrucción en línea y presencial. Una característica común de esta modalidad es que le brinda al estudiante control sobre el tiempo, lugar, estilo y/o ritmo de la siguiente manera:

  • Tiempo: no está limitado a una jornada diaria ni a un calendario anual.
  • Lugar: la enseñanza no se limita a las paredes de un salón de clases.
  • Estilo: las clases no usan pedagogía tradicional. Las plataformas interactivas le permiten a los estudiantes aprender de forma más personalizada.
  • Ritmo: ya no está dictado por el conjunto de estudiantes en un salón de clases. Cada quien puede avanzar a su ritmo.

Por lo general, los cursos individuales utilizan este tipo de instrucción, en donde la mayor parte del contenido se aprende en línea, pero también cuenta con algunas sesiones presenciales con un profesor o tutor. Y esa es precisamente la característica clave de los programas híbridos: la asistencia a clases en un campus virtual y físico.

En países como Nueva Zelanda, los estudiantes pueden crear su propia experiencia académica y, siguiendo los lineamientos de cada universidad, pueden construir un plan de estudios flexible en el que también incluyan un gran porcentaje de clases virtuales. “Ya sea en un salón de clases o a través de una plataforma tecnológica, nuestra prioridad es ofrecer una educación de calidad que se adapte a las condiciones de los estudiantes para que así puedan vivir una experiencia enriquecedora”, afirma Javiera Visedo, Directora de  Educación de Education New Zealand para Chile y Colombia.

Formación a distancia

Puede considerarse como la figura tradicional de los llamados cursos por correspondencia. Está diseñado especialmente para esas personas que están en otras ubicaciones geográficas y manejan su propio tiempo a la hora de desarrollar las tareas programadas en el proyecto académico. En esta modalidad, los recursos son compartidos de forma digital o, en contadas ocasiones, a través de correo certificado, de ser necesario.

Aunque inicialmente fue concebida para personas que trabajan tiempo completo, militares, estudiantes internacionales, padres al cuidado permanente del hogar y aquellos que viven en regiones remotas, la formación a distancia es hoy un método moderno que ha aumentado significativamente el acceso a oportunidades de estudio que se adaptan fácilmente a compromisos laborales, sociales y familiares.

En algunos casos, este tipo de aprendizaje incorpora sesiones presenciales para la presentación de proyectos de tesis, por ejemplo. De ser así, las universidades programan estos espacios con bastante anterioridad, para que los estudiantes puedan organizar sus agendas y obligaciones. Y aunque estos espacios son limitados, le agregan un componente cara a cara a esta experiencia académica.

Educación en línea

Estos cursos y programas se imparten 100% a través de plataformas en línea. Desde sus inicios y a hoy, los avances en entornos educativos virtuales han sido significativos, y ahora las herramientas de colaboración permiten el desarrollo de lecturas, evaluaciones, conferencias, clases magistrales, debates interactivos, videos, podcasts y más.

Los programas que se ofrecen bajo esta modalidad le dan flexibilidad al estudiante de crear un horario de estudio que se ajuste a sus compromisos laborales y familiares. Sin embargo, ciertas universidades exigen algunas sesiones en tiempo real.

La diferencia principal entre educación en línea y formación a distancia está en que, si bien la segunda se enfoca principalmente en resolver los inconvenientes geográficos que le impiden a los estudiantes a acceder a educación de calidad, la primera se concibe como una oferta para aquellas personas que prefieran los entornos virtuales para aprender, en lugar que un salón de clase tradicional.

“Aunque este tipo de estudios supone una limitación para la interacción con el personal académico, las universidades en Nueva Zelanda entienden las necesidades de comunicación y son reconocidas por crear sólidas comunidades virtuales que llevan a buen término un plan de estudios. Adicionalmente, todos los programas universitarios en nuestro país, ya sean en línea o en aulas tradicionales, deben ser aprobados y acreditados por la Agencia de Calidad Académica externa e independiente. Algunos programas también tienen horas de oficina o tutores disponibles para asesorar a los estudiantes sobre su proyecto académico”, puntualiza Visedo.

En el país kiwi, universidades como Massey y Otago tienen una trayectoria importante en el campo de la educación virtual. Por ejemplo, la Universidad de Massey cuenta con la modalidad en línea desde hace aproximadamente 60 años, por lo cual es líder global en este tipo de educación. En el caso de la Universidad de Otago, ofrece un MBA en línea que fue calificado por CEO Magazine en 2020 como el 5to mejor de su categoría en el mundo y ocupó el primer lugar en Nueva Zelanda.

5 ventajas de la educación a distancia

1. Acceso a programas internacionales. Esta es una solución ideal para profesionales que quieren seguir avanzando en su formación pero sus obligaciones laborales y familiares no les permiten emprender proyectos académicos en otros lugares del mundo.

2. Interacción con otras culturas. Ofrece la posibilidad de conectarse con gente alrededor del mundo, en función de los mismos intereses académicos.

3. Adquisición de nuevas competencias. Un programa online requiere que el estudiante adquiera competencias adicionales en manejo de tiempo, en lectura, en autoestudio y en el manejo de la tecnología.

4. Pedagogía innovadora. En lugar de recibir las clases magistrales tradicionales en un salón de clase, los alumnos de los cursos en línea tienen acceso a múltiples contenidos en diferentes formatos, lo que exige un papel más activo del estudiante. También, él tiene la oportunidad de ampliar constantemente lo que fue estudiado y de crear y compartir conocimientos con otros alumnos.

5. Fácil actualización de los materiales del curso. Los instructores pueden, en cualquier momento, actualizar la clase o preparar materiales para coordinar las necesidades cambiantes de los estudiantes. Dichas modificaciones directas en línea también ayudan a mantener los proyectos académicos a la vanguardia.

Publicar un comentario

0 Comentarios