About Me

header ads

Claves para trabajar desde casa sin afectar la vida personal

Claves para trabajar desde casa sin afectar la vida personal

Imagen: Bizneo – 2020

En tiempos de confinamiento, es una rutina cada vez más habitual el uso del smartphone o de otros dispositivos personales para temas de trabajo. Consultamos el correo del trabajo desde la tablet, respondemos a un mensaje de un cliente o hacemos una videollamada con el smartphone, entramos en la web corporativa en el portátil para comprobar que una tarea ha sido concluida con éxito. El auge de los dispositivos conectados está impulsando que la vida laboral y la vida privada se entrelacen.

El cambio en las costumbres laborales, el salirse del horario y las instalaciones de oficina, no va solo. Los estudios indican que la población empleada demanda un modelo de mayor flexibilidad: es la segunda gran tendencia  en temas de trabajo, según los profesionales entrevistados para el informe Global Talent Trends 2019 de LinkedIn. Este estudio situaba en un 31% los miembros de la red social que califican de muy importante la flexibilidad a la hora de considerar cambios laborales.

Sin embargo, la flexibilidad en el espacio también tiene sus contras, aunque pueda parecer que todo son ventajas, pasando desde trabajar en pijama hasta tener la capacidad de manejar el tiempo como mejor convenga. Por eso, se hacen necesarias una serie de recomendaciones para trabajar desde casa y que los efectos negativos no superen a los positivos.

No aislarse. Entre las grandes preocupaciones de las personas que teletrabajan, según el informe de 2019 de Buffer State of Remote Work, están la soledad y cómo influirá en la comunicación o la colaboración con otros colegas. Trabajar en un espacio de coworking, sea de forma rutinaria o esporádica, bajar a una cafetería o a una biblioteca a completar tareas y mantener herramientas de comunicación activas, como Skype, Teams y otras aplicaciones, pueden contrarrestar este problema. No obstante, también es evidente que la principal preocupación es la dificultad de desconectarse del trabajo, lo que nos lleva al siguiente punto.

Una de las grandes ventajas del teletrabajo es la posibilidad de trabajar desde cualquier espacio, y trabajar desde el sofá es una opción seductora, pero conviene tener un escenario disponible para tal efecto y un horario. Esto es: no está en la oficina, pero como si lo estuviera, tanto por orden mental (desconectar del trabajo) como por productividad, es preferible marcarse unas pautas que ayuden a clarificar cuáles son los tiempos y lugares de trabajo y ocio y cuáles no lo son.

Ahora, se trata de establecer límites en la flexibilidad. Aproveche que no está en la oficina, realmente, y emplee los pequeños descansos en hacer cosas de casa, hablar con la familia, amigos o con quien esté en ese momento, o tome un café.

No abusar de los horarios y cargas laborales. Recientemente, el Ministerio del Trabajo de Colombia emitió una circular con recomendaciones para trabajar en casa en donde establecen que los empleadores deberán respetar los horarios de trabajo pactados y se deberán respetar los espacios familiares y días de descanso. Así que no lo dude: si su horario concluyó y sus tareas ya están hechas, apague las notificaciones del correo y las aplicaciones del trabajo o silencie los chats con jefes, clientes y compañeros.

Si bien ha tenido que usar su ordenador/smartphone/tablet, es importante tener presente que no son equipos invulnerables. De hecho, dista mucho de serlo y, por el contrario, sí puede convertirse en puerta de entrada a posibles ciberataques en la empresa. Así que la seguridad es especialmente importante, lo que implica no solo tener un antivirus, sino mantener actualizados los recursos, ya que muchas de las nuevas versiones de aplicaciones, sistemas operativos o plataformas corrigen problemas de protección. Comunicarles a los superiores o al departamento de TI cuáles son las prácticas habituales puede también ayudar a prevenir problemas posteriores. Además de que puede beneficiar al trabajador: la adopción de herramientas de escritorio virtual desde la empresa facilita el acceso y la gestión a entornos laborales y contribuye a reforzar la seguridad.

Un reciente informe de Gartner advierte que, para tener éxito en el paso al espacio de trabajo digital, no se puede tratar únicamente desde un punto de vista tecnológico. «Cuando las iniciativas se ejecutan en la forma de series de desarrollos tecnológicos, el compromiso de los empleados y el abordaje del cambio cultural asociado quedan atrás. El éxito en el puesto de trabajo digital es imposible sin eso«, explica Carol Rozwell, vicepresidenta de investigación en la compañía de análisis. El actual ecosistema tecnológico hace que los trabajadores quieran en su trabajo la misma agilidad y desempeño que tiene en sus dispositivos personales, y se muestran más críticos si la TI empresarial no responde a sus demandas o lo hace de forma lenta y enrevesada.

Es evidente que la pandemia nos obligó, de alguna manera, a replantearnos la forma en que trabajamos, pero a su vez representa una oportunidad de hacerle frente a la transformación digital y a generar nuevas estrategias que se adapten a las necesidades de los empleados.

Publicar un comentario

0 Comentarios