About Me

header ads

Los ataques de fuerza bruta al protocolo de escritorio remoto se cuadruplicaron en Colombia durante el confinamiento


Imagen: Kaspersky – 2020

Con millones de empleados obligados a trabajar desde casa, la utilización de las herramientas de acceso remoto ha crecido de forma exponencial. Y esta transición coincide con otra tendencia que ha surgido en muchas regiones del mundo afectadas por las medidas de confinamiento, entre ellas la mayoría de los países latinoamericanos: el aumento masivo del número de ataques de fuerza bruta al protocolo de escritorio remoto (RDP) -una de las herramientas de acceso remoto más habituales en los equipos informáticos y servidores.

Este tipo de ataques de fuerza bruta busca identificar el nombre de usuario y contraseña del RDP mediante un proceso de prueba y error hasta dar con la combinación correcta. Una vez dentro, el cibercriminal dispone del acceso remoto al equipo objetivo del ataque dentro de la red, permitiéndole hacer casi cualquier cosa con el ordenador, incluido el espionaje o la sustracción de información confidencial.

Número de ataques de fuerza bruta al protocolo de escritorio remoto a nivel global, febrero – abril 2020
 Imagen: Kaspersky – 2020



Tal y como indica el gráfico, el repunte del número de ataques inició a principios de marzo, cuando en muchos países se empezaron a adoptar medidas de confinamiento. En marzo, el número total de ataques de fuerza bruta en los países seleccionados aumentó de 28.763.176 a 96.724.857 -un incremento de un 236% respecto al número de ataques registrados en febrero. En el caso de América Latina, el número de ataques se incrementó significativamente, alcanzando la cifra de 83,7 millones en abril frente a los 18,5 millones de febrero. Sin embargo, En países como Colombia, este crecimiento fue bastante alto, saltando de 2.070.778 millones  a 11.959.460 millones, en dos meses.

Número de ataques de fuerza bruta al protocolo de escritorio remoto en Latinoamérica, febrero – abril 2020

Imagen: Kaspersky – 2020


Por otra parte, el RDP no es el único protocolo vulnerable a las ciberamenazas: a finales del año pasado, los expertos de Kaspersky encontraron 37 vulnerabilidades en cuatro implementaciones del VNC, otro protocolo de acceso remoto de gran popularidad.

Dmitry Galov, investigador de seguridad en Kaspersky, ha comentado, “muchas empresas se vieron obligadas a realizar la transición al teletrabajo con gran rapidez, sin tener tiempo para asegurarse de contar con suficientes medidas de seguridad. Por este motivo, eran más susceptibles de sufrir este tipo de ataques ya que sus empleados tenían que acceder a los recursos corporativos desde su ordenador personal mediante redes que contaban con escasas medidas de protección. Mientras el trabajo a distancia siga, los empleados deben tomar medidas adicionales de seguridad, empezando por la adopción de contraseñas seguras para el acceso a las herramientas de acceso remoto”.

Los expertos de Kaspersky recomiendan seguir los siguientes pasos al conectarse a una red corporativa desde casa, sin importar las herramientas que se utilicen:
  • Utilizar siempre contraseñas diferentes y fuertes para acceder a recursos corporativos
  • Mantener actualizado el software del dispositivo
  • Siempre que sea posible, utilizar la encriptación en los dispositivos de trabajo
  • Hacer copias de seguridad de los datos críticos
  • Utilizar una solución de seguridad corporativa con protección frente a las amenazas a la red, tales como Kaspersky Endpoint Security for Business para protección del endpoint o Kaspersky Hybrid Cloud Security para la protección de la carga de trabajo en la nube. Las soluciones también incorporan funcionalidades de inspección de log-in, para configurar reglas de alerta y monitorización de intentos de acceso fallidos y de fuerza bruta

En cuanto a las empresas cuyos empleados necesitan utilizar el protocolo RDP, las recomendaciones son:
  • Habilitar el acceso al RDP a través de una VPN corporativa.
  • Habilitar la utilización de autenticación a nivel de red (NLA) para la conexión remota.
  • Habilitar, si es posible, la autenticación de dos factores.
  • Utilizar una solución de seguridad corporativa con protección de red avanzada, como, por ejemplo, Kaspersky Endpoint Security for Business.

Publicar un comentario

0 Comentarios