About Me

header ads

Día del Medio Ambiente: ¿Cómo cambiar algunos hábitos desde hoy?


Imagen: Daikin – 2020

Desde su mismo nacimiento, Daikin, un líder en climatización, ha trabajado en la sostenibilidad de su amplia gama de productos para ayudar a los consumidores a reducir costos y lograr niveles de eficiencia energética más altos. 

Con una larga historia de educación ambiental, Daikin se une a Yohanan Núñez, naturalista apasionado con el tema del cuidado del medio ambiente, para ofrecerte una guía de acciones muy simples que puedes incorporar a tu día a día y con las que estarás convirtiéndote en un agente de cambio importante. “Cuidar el medioambiente no requiere un gran presupuesto ni sacrificio. Desde tu propio hogar puedes educar a tu familia para adoptar nuevos hábitos que contribuyan a la protección del medio ambiente y los ayude a crecer como individuos y educar a sus hijos”, asegura Núñez.

Daikin afirma que no hay por qué esperar, y brinda estas prácticas estas reglas en el hogar.

Reciclar es la palabra mágica. Antes de comenzar a tirar cosas hay que pensarlo dos veces. Tal vez puedan tener una segunda vida. De la ropa que ya no se desea pueden salir alfombras o hasta un cojín. Se ahorra dinero y se protege la naturaleza.

Usar productos que puedan reutilizarse. Hay muchos productos que se pueden usar varias veces para proteger la naturaleza. Por ejemplo, utilizar servilletas de tela en lugar de servilletas de papel.

¿Qué es el compostaje? Se trata de una técnica que imita a la naturaleza para trasformar (de forma más acelerada) todo tipo de restos orgánicos, en un producto con excelentes propiedades como fertilizante y regenerador de suelos. Pero lo más importante, es una excelente forma para gestionar, aproximadamente, el 50 por ciento de los residuos que se generan en los hogares. Si no se conoce, Daikin invita a leer un poco más al respecto.

Apostar por las frutas y verduras ecológicas. Los productos ecológicos cuidan el medio ambiente porque en su producción no se utilizan fertilizantes ni otros productos contaminantes.

Llevar bolsas al supermercado. Una vez que se tienen, se usarán por mucho tiempo. Incluso, es posible etiquetarlas según el producto (para congelados, frutas etc) Cuando se empiece su uso, se tendrá una sensación muy buena.

Plantar árboles. Mucho más en un lugar tan maravilloso como República Dominicana. Los árboles producen oxígeno y son esenciales para la naturaleza.

Apagar las luces. El gasto de energía es muy alto cuando se enciende una luz que no se necesita. Es bueno acostumbrar a los más equeños a apagar la luz y cuando se sale de casa, es bueno comprobar que todo quedó apagado.

Evitar dejar el consumo fantasma. Es bueno recordar que los aparatos que están apagados, pero siguen enchufados consumen energía.

Cuidado con el agua que se gasta. Cuando no se use el agua, es bueno cerrar la llave y controlar que no existan fugas.

Usar el aire inteligentemente. Es bueno certificar de que los filtros del equipo están limpios y evitar que el sol de directamente sobre ellos. Además, es bueno recordar que una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.

Si no es necesario, mejor no usar el carro. La contaminación proviene en gran medida de los vehículos y muchas veces se usan para ir a lugares a los que se puede llegar a pie o en transporte público sin mayor problema.

Aprovechar la luz natural. En una isla como la nuestra, la luz natural se convierte en una fuente de valor incalculable. Por tanto, para reducir el consumo de luz eléctrica, a veces solo basta con abrir las cortinas.

Cambiar los bombillos en casa. Las bombillas de bajo consumo se calientan menos, consumen menos energía, alumbran igual y duran más.

Publicar un comentario

0 Comentarios